Estos niños están llamados a ser aún más famosos que sus padres

Blue Ivy junto a Beyoncé. | Gtres

Estos niños están llamados a ser aún más famosos que sus padres

Algunos son incluso marcas registradas desde su nacimiento. 

09/03/2020 08:30 STILO.ES

  • close

La era de las redes sociales ha traído consigo algunos cambios importantes dentro de la crónica social. Uno de los más evidentes es que los usuarios anónimos de Instagram y el resto de estas aplicaciones tienen -tenemos- un acceso a la intimidad de los famosos mucho más profundo, lo que se traduce, entre otras cosas, en que sus hijos se conviertan en estrellas antes incluso de ser conscientes de que son personas casi. Es más, algunos de ellos están llamados a ser todavía más famosos que sus padres, y en muchos casos ni siquiera son conscientes de ello todavía. Y casi mejor que no lo sean y que sigan viéndolo como un juego.

Hay niños que ya eran famosos cuando todavía eran un feto. Embarazos mediáticos que seguidos de forma mundial como auténticos ‘realities shows’, famosas que registran como marca los nombres de sus retoños, anuncios de embarazos a través de canciones como acaba de hacer Katy Perry, y nacimientos que se cuelan entre las noticias más leídas del año.

Son otros tiempos, desde luego. Y no es una crítica, ni mucho menos. Es parte de la reordenación mediática que ha supuesto la irrupción en nuestras vidas, también de los medios de comunicación, de las redes sociales.

En general, las estrellas manejan bien el estrellato de sus pequeños, pero no es un camino de rosas tampoco para estos la exposición que tienen desde siendo tan jóvenes. Prueba de ello es que el hijo mayor de Cristiano Ronaldo tuviera que cerrar su cuenta de Instagram poco después de que Georgina Rodríguez anunciara su apertura en un stories.

Y es que una cosa es que sean famosos y que, como tal, se muestren de forma indirecta, a través de los canales oficiales de sus padres, y otra mucho más complicada es que sean ellos los que se expongan en primera persona. Hay demasiada fiera suelta ahí fuera.

Ojalá puedan seguir creciendo como niños que son y que sus papás nos hagan partícipes de las nuevas actuaciones de Emme, los looks de North West, o la evolución de Stormi con el snowboard… ¡Son para comérselos!