Premios Bafta 2020: los vestidos de la alfombra roja que nos han hecho soñar

Charlize Theron, una de las más elegantes de los Premios Bafta. | Gtres

Premios Bafta 2020: los vestidos de la alfombra roja que nos han hecho soñar

El negro y el rosa, los dos tonos protagonistas. 

03/02/2020 00:04 MARÍA AGUIRRE | STILO.ES

  • close

Continúa la temporada de premios. Después de los Goyalos Globos de Oro, los Screen Actors Guild, y a escasos días de que tenga lugar la ceremonia de entrega de los esperados Oscar, ha sido el turno de los organizados por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas. Londres ha sido de nuevo la ciudad encargada de acoger la gala de los BAFTA, que de nuevo se ha llenado de elegancia gracias a su potente lista de invitadas. 

Sobre la alfombra roja desplegada en el Royal Albert Hall de la ciudad inglesa han desfilado algunas de las grandes actrices de Hollywood que nos han mandado un mensaje potente sobre los colores a los que hay que prestar atención: negro y rosa.

El primero es evidente porque es el rey por excelencia de la noche y ha sido esa la apuesta de Emilia Clarke con un impecable diseño de Schiaparelli, la de Rooney Mara con una pieza de Givenchy, la de Saoirse Ronan con un vestido de Gucci o la de Lily Rose Depp enfundada en una pieza de encaje firmada por Chanel; y con respecto al rosa, han sido Renee Zellweger con un exquisito vestido de Prada, Scarlett Johansson cuajada de brillos y plumas por obra y gracia de Versace y Florence Pugh con una original creación de Dries Van Noten quienes nos han puesto en alerta. 

Zoë Kravitz con un imponente vestido dorado de Saint Laurent y Charlize Theron enfundada en un Dior color morado han sido otras dos de las que mejor han sabido aprovechar su paso por el photocall de unos premios en los que tampoco ha faltado una edición más Kate Middleton, quien ha confiado en su firma de cabecera para este tipo de acontecimientos, Alexander McQueen. 

Kate Middleton ha demostrado que ella también rescata vestidos de su armario, ya que este bonito vestido blanco y dorado de Alexander McQueen lo llevó en 2012. Han pasado siete años, tres embarazos y le sigue quedando perfecto.