Te contamos por qué no deberías ir de compras después del trabajo

INSTAGRAM

Te contamos por qué no deberías ir de compras después del trabajo

Todo por no dejar la tarjeta de crédito 'tiritando'. 

30/09/2018 13:17 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

Es cierto que uno de los planes que repetimos con bastante frecuencia a lo largo del año es precisamente ir de compras después del trabajo con el único objetivo de despejarnos. Pues bien, sentimos comunicarte que no es una buena decisión. La neurociencia ha hablado y tira por tierra esta teoría. El motivo no es otro que el agotamiento mental y físico, y el estrés, conducen a tomar decisiones impulsivas. ¿Te suena? Seguramente que te has arrepentido en más de una ocasión de realizar algunas compras de las que realmente no estabas convencida, tal y como apuntan desde el Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

@adenorah / INSTAGRAM

Si la ciencia dice que no debemos ir de compras como práctica de afterwork, solo nos queda buscar la solución en nuestros biorritmos. Es decir encontrar esos momentos en los que estamos más descansados y con la mente más despejada. En caso de que tu horario laboral sea jornada partida o continua, solo podrás ir de shopping, siguiendo la recomendación del estudio, los fines de semana; y no a cualquier hora sino por las mañanas

Según varios estudios que analizan el comportamiento humano, las dos primeras horas del día, desde el momento en que estamos completamente despiertos, son las más eficientes y sin embargo solemos desaprovecharlas. Sin duda sacar partido de nuestros biorritmos es un buen consejo para comprar mejor y tener realmente un armario funcional.

@noholita / INSTAGRAM

Además de buscar el momento adecuado para realizar tus compras, si tienes en cuenta los siguientes consejos evitarás posibles errores a la hora de renovar tu guardarropa. 

1. No te dejes llevar por las tendencias. Así sufrirás el síndrome de 'lo quiero todo', además debes tener en cuenta que no todo lo que se lleva sienta bien a todas las mujeres. 

2. Evita comprar complementos a no ser que sea estrictamente necesario. Lo mejor es dejarlo para rebajas, los bolsos y los zapatos tendencia son los artículos de los que más stock llega en periodos de bajada de precios.

@PEEPTOES / INSTAGRAM

3. Di sí a la practicidad. Lo más importante es ser realista y pensar que no sirve de nada que inviertas en prendas imposibles que van a pasar la mayor parte 'de su vida' en el armario. Se pragmática y apuesta por los básicos ya que te sacarán de cualquier apuro. 

4. No inviertas en tejidos poco transpirables, será una pérdida de dinero y de tiempo. La licra, el nylon o el poliéster son algunas de las fibras sintéticas más habituales en la composición de muchas prendas de las colecciones de las tiendas del fast fashion. Lo mejor es recurrir al algodón, el lino, la seda, la lana o el cuero. 

// Outbrain