Natalia de Molina luce dos looks sorprendentes en el Festival de Málaga

GTRES

Natalia de Molina deja huella en el Festival de Málaga

Y lo hace con dos estilismos nada convencionales.

21/03/2019 13:44 STILO.ES

  • close

El Festival de Málaga dedica unos cuantos días a acoger las novedades del cine español. A lo largo de nueve días se proyectan películas y series que nos traerán nuevas historias y tramas renovadas. Y también se presentan, por supuesto, los protagonistas y artífices de estos trabajos, como hicieron la otra noche Blanca Suárez y compañía, o la nueva actriz revelación de este año. En la noche del 19 de marzo le tocó el turno a Natalia de Molina, uno de los mayores talentos que tiene nuestro cine en la actualidad.

En Málaga siempre gusta ver a esta actriz nacida en Jaén, porque, a pesar de su timidez, siempre tiene una sonrisa para el público y los medios que se dan cita allí. Pero es que, además, este año ha hecho su aparición con dos looks sorprendentes, que se salen de lo convencional, tanto para posar por el día ante los fotógrafos, como para asistir al pase de su nueva película por la noche.

Natalia eligió dos originales conjuntos para presentar '522. Un gato, un chino y mi padre', film que protagoniza y que dirige Paco Baños, con quien también posó en la alfombra roja. En él interpreta a una joven con agorafobia que se embarca en un viaje que le cambiará la vida.

La ganadora de dos premios Goya confió sus 'outfits' a Freddy Alonso, estilista de varias famosas como Manuela Velasco, Inma Cuesta o Anna Castillo, entre muchas otras.

Así, el look diurno estaba protagonizado por unos pantalones en tejido gabardina en dos colores beige y amarillo flúor, que juega con volúmenes y cremalleras, firmado por Dsquared2. Los combinó con una camiseta sin mangas negra, de cuello alto, y unas zapatillas 'chunky'.

GTRES

Para la noche siguió arriesgando y lució un traje blanco roto de Armani, compuesto por mono corto con volante en el pecho y americana, en un tejido natural. La novedad se encontraba debajo, pues se puso unos pantalones bombacho de organza beige, que se ajustaban en los tobillos, dejando al descubierto las sandalias de Sturat Weitzman con las que vistió sus pies.

GTRES

La actriz, quien ya ganó una Briznaga de Plata en este mismo festival hace cuatro años con 'Techo y comida', estaba guapísima con un look muy natural, llevando suelta su melena 'midi' con flequillo recto, que enmarcaba su rostro con unas ondas suaves, surferas. El maquillaje, en tonos tierra y también muy natural, resaltaba sus ojos gracias al ahumado con forma 'cat eye'.

GTRES

No sabemos si este año volverá a llevarse un premio, pero desde luego ha logrado captar toda la atención, y sabemos que su trabajo nunca defrauda.