Marta Hazas sabe como poner la guinda perfecta a un look con una sencilla diadema

Marta Hazas con una bonita y delicada diadema negra. | Gtres

Marta Hazas sabe como poner la guinda perfecta a un look con una sencilla diadema

Los accesorios para el cabello siguen en plena forma.

21/02/2020 08:00 STILO.ES

  • close

La diadema fue el accesorio para el cabello de moda a lo largo de los últimos meses de 2019, y nos había dado bastante rabia no verla aparecer con la misma fuerza entre las celebrities en estas primeras semanas de 2020. Pero nos hemos reencontrado con ella por todo lo alto gracias a un elegante diseño de Marta Hazas, que ha seguido los pasos de su buena amiga Paula Echevarría al apostar por este complemento para decorar el peinado que ha lucido en un evento publicitario en Madrid.

La artista, recién llegada a la capital desde Berlín tras asistir hace un par de días a la gala de los premios Laureus del deporte, donde lució un original diseño de Pedro del Hierro.

Boris Streubel / GETTY

En esta ocasión por un vestido midi estampado en color azul y unas botas altas de cuero negro. Una pareja de baile de lo más polivalente que existe en el vestidor femenino, puesto que te salva la papeleta en un evento como el que ha acudido Hazas, pero también es ideal en clave working e incluso para disfrutar de un día de ocio.

Sin embargo, es la diadema negra, a juego con las botas, la que le da ese toque de personalidad especial al conjunto del look. 

Marta Hazas en un acto publicitario en Madrid con un vestido midi estampado combinado con botas y diadema negras. | Gtres

A diferencia de otras caras conocidas que han llevado últimamente este complemento para el cabello, como es el caso de la reina Letizia o de la citada anteriormente Paula Echevarría, Marta Hazas le ha dado prioridad a la parte decorativa de la diadema, ya que no ha retirado con ella su pelo de la cara ni la ha necesitado para hacer frente a un 'bad hair day'. Simplemente, se la ha colocado por encima para fijar un poco el peinado pero, sobre todo, para generar un efecto estético concreto, algo que ha conseguido con creces. 

Una sabia decisión de cara a estilismos más sobrios como el suyo que estamos dispuestas también nosotras a poner en práctica.