Diez años del final de 'Los Serrano'

Foto: D.R.

El cambio de 'Los Serrano' tras diez años

Diez años han pasado desde el sorprendente final de la serie.

18/07/2018 15:39 ANA ARROYO| STILO.ES

  • close

Si, no nos lo podemos creer. ¡Cómo pasa el tiempo¡ Diez años han pasado desde aquel apoteósico final de la serie 'Los Serrano'

Parece mentira que haya pasado una década desde que todas las casas se juntaran cada semana frente a la televisión a ver las historias de los Serrano, la familia más famosa de la tele, que logró alcanzar una audiencia media de 5.048.000 espectadores, que subía con cada temporada. 

La serie duró ocho temporadas (2003-2008) en las que cada miembro de una familia se sentía identificado con alguno de los personajes de la serie. Las historias que ocurrían en la casa, el colegio o la taberna, los líos amorosos o los enredos de Santi, Diego y Fiti consiguieron enganchar a todo el mundo. 

Vimos crecer a los más peques de la serie: Curro, Teté y Guille, dentro de la casa, y Boliche, DVD y Yoli, que fueron los más populares del colegio. La serie no sólo sorprendió con sus historias, sino también con las canciones. Fran Perea (Marcos en la serie) consiguió que el 1+1 son 7 fuera casi un himno nacional, pero también los pequeños del grupo supieron encontrar su hueco en la música con el grupo Santa Justa Klan (SJK)

El final de la serie fue difícil. Costaba decir adiós a aquella familia que tan presente había estado en todos los hogares. Por ello, los propios productores, Daniel Écija, Álex Pina, Begoña Álvarez y Pablo Olivares buscaron un final apoteósico, ¡y tanto que lo fue! El "todo ha sido un sueño" de Diego Serrano tras despertarse de la boda fue un alivio para algunos espectadores tras la serie de tragedias que se vivieron en las últimas temporadas, y toda una estafa para otros que no veían este final como una posibilidad. 

En cualquier caso, la serie acabó hace diez años, pero esta puede ser una ocasión perfecta para que esta gran familia se reencuentre de nuevo. Lo que no sabemos es si ellos mismos se reconocerán con el paso del tiempo, porque todos ellos han cambiado, ¡y mucho!