5 mercados navideños para ver al menos una vez en la vida

Mercadillo navideño. | Instagram

5 mercados navideños para ver al menos una vez en la vida

Como recién salidos de un cuento. 

05/12/2018 11:56 MARÍA AGUIRRE | STILO.ES

  • close

Si hay un campo que tiene mucho que agradecerle a Instagram y sus creadores, además de la moda y la gastronomía, es el de los viajes. Las fotos que compartimos que más envidia dan siempre tienen que ver con un plato o con un paisaje en concreto, y cuanto más lejos de nuestra zona de residencia, más impacto tienen.

En invierno, una de las postales más estéticas y que más 'likes' reúne en la red social es la de esos mercados navideños repartidos por algunos lugares de Europa que son auténticas joyas. Te citamos una pequeña selección de los que al menos tienes que visitar una vez en la vida:

Flandes

La Navidad en esta región de Bélgica es imprescindible. La arquitectura de sus ciudades principales, y el hecho de que la mayoría tengan centros peatonales, le otorgan la cualidad de ser un escenario perfecto para potenciar, más todavía, su belleza natural con el asentamiento de los mercados navideños en diciembre. Brujas y Gante son destinos idílicos para estas fechas, con sus pistas de patinaje sobre hielo como uno de sus grandes atractivos, aunque también podrás disfrutar del tradicional ‘vin chaud’ (vino caliente) de los puestos del mercado en otras ciudades como Lovaina o incluso Bruselas. Los belgas son mercados, en mayor medida, más gastronómicos que de artesanía.

Mercado navideño de Brujas. | Instagram

 

Rothenburg Ob der Tauber

Si tuviéramos que dar un premio al ‘pueblo de la Navidad’, el vencedor sería sin alguna duda este pueblecito medieval alemán situado en la región de Baviera, relativamente cerca de la ciudad de Nuremberg. Es una visita ineludible en cualquier época del año, pero en Navidad la estampa de su plaza habitualmente nevada, sobre la que se posan los puestos del mercado de artesanía navideña, hacen de él un ‘must’ si te animas a viajar en diciembre en algún momento de tu vida. Además, tiene sede original de una de las tiendas de artículos de Navidad más impresionantes que hayas visto: Kathe Wohlfahrt's.

Rothenburg Ob der Tauber. | Instagram

 

Zagreb

Del 1 de diciembre al 6 de enero la capital croata se viste de gala por Navidad. La carpa de la plaza de Europa y su aroma a hojaldres calientes rellenos de queso, la decoración, incluido un árbol gigante, la pista de patinaje sobre hielo, y los conciertos, justifican que esté considerada como la ciudad de Europa que mejor mercado navideño tiene por tres años consecutivos.

Zagreb. | Instagram

Estrasburgo

Alsacia es una de las regiones más bellas de Europa. Los pueblos de singular arquitectura salpican los enormes campos de viñedos hasta alcanzar su capital, la ciudad de Estrasburgo. En toda la zona la Navidad se vive de forma muy especial, a buen seguro por el influjo de la cercana Alemania, que tan arraigado tiene en su ADN el espíritu navideño. El mercado de Estrasburgo es realmente especial porque se funde con la belleza natural del centro histórico de la misma, con su imponente catedral como gran protagonista. Imperdible.

Estrasburgo. | Instagram

Madrid

A veces las cercanía nos hace perder la perspectiva, pero el mercadillo navideño de la Plaza Mayor es, sin duda alguna uno, de los mejores de Europa. Se respira todo lo positivo del ambiente navideño en torno a los puestos de artículos navideños y objetos de broma, en un marco incomparable y con una buena iluminación. Además, tiene el plus adicional que le otorga el adictivo y característico olor a bocadillo de calamares que reina en el ambiente.

Plaza mayor de Madrid. | Instagram

Éstos son solo cinco ejemplos, pero otras grandes ciudades como Estocolmo, Praga, Viena, Londres, Frankfurt, Berlín, Basilea y un sinfín de pueblos pequeños repartidos por Europa brillan espectaculares gracias a sus bellos mercados navideños. Te aconsejamos que además vayas bien equipada, con un abrigo, que además sea bonito para que pasees con 'glamour' y unas botas calentitas que te sigan el paso. ¿Qué te parece como plan familiar?