5 restaurantes de Madrid donde sentirte como en una discoteca

splash / GTRES

5 restaurantes de Madrid de los que no te querrás ir

Te contamos las aperturas más esperadas.

30/01/2022 20:23 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

Madrid, la ciudad que nunca duerme es testigo de infinidad de aperturas de restaurantes. Y es que, una de las consecuencias de la crisis sanitaria con la que convivimos desde hace dos años ha provocado el cambio de mentalidad de los empresarios hosteleros. Un hecho que ha empujado la tendencia que desde hace años se empezaba a ver de manera tímida: espacios donde comer y bailar era posible.

Es así como la capital comenzó a inundarse de locales donde la oferta no terminaba con el postre o una copa sino que se transformaba en una discoteca. Antes los restaurantes liberaban las mesas una vez los clientes habían terminado de cenar, ahora con las medidas anti contagio no es necesario; la música y el espectáculo te acompaña desde el inicio hasta el cierre.

En stilo.es te recopilamos algunos de los lugares donde disfrutar de la gastronomía y de las novedades musicales es posible:

1. Makkila, de Núñez de Balboa

Su entrada está escondida y una vez dentro te dejas llevar por la luz tenue, la decoración exótica y su música en directo. Makkila es uno de los places to be del momento, no solo por su carta sino también por sus cócteles. Se trata del sitio perfecto para disfrutar de una cena entre amigos y compartir alguna de sus especialidades como las croquetas o sus carnes. De postre, la tarta de queso es una gran opción y lo mejor es que no tendrás que moverte de tu silla para contonearte al ritmo de la música más actual. 

2. Lovo coctelería

Su aspecto clandestino invita a pasar a quienes se dejen ver por la calle Echegaray de Madrid, situada en el centro barrio de Huertas. Lovo es lo último en coctelería, un lugar donde viajarás a los años 20 de Josephine Baker. Pero la magia de este espacio es que ofrece cócteles emocionales que te transportarán a las distintas épocas emocionales de su musa, Josephine. En cuanto a la carta está formada por 16 tragos creados por Frank Lola (Brand Ambassador de Beefeter Gin) donde lo ácido, lo dulce y lo amargo conquistarán a los paladares más exquisitos. Pero no todo queda aquí, en Lovo también puedes degustar su cocina basada en el concepto 'finger food'. Nos referimos a pequeños bocados que cambian según el cóctel que elijas ya que están pensados para que mariden. 

Dónde: calle Echegaray, 20.

3. Nómada

Estamos ante el espacio más mágico y único de Madrid. Un restaurante convertido en una jaima gigante que te trasladará en cuestión de segundos a Marruecos donde comer, beber y sanar es posible. Nómada es el nuevo lugar de moda al que todo el mundo quiere ir y en el que podrás disfrutar de la cocina árabe a través de recetas milenarias. ¿Para beber? cócteles clásicos que combinan a la perfección con los sabores andalusís que ofrece la carta y en los que sus bartenders juegan con insólitos aromas y especias. 

Dónde: calle Libertad, 3.

4. Zuma Madrid

Después de abrir sus puertas en las principales capitales del mundo, Nueva York, Dubái o Londres, el grupo hostelero Zuma aterriza en Madrid y el resultado ha sido una auténtica locura. Se ha convertido en el sitio del que todo el mundo habla y al que todos quieren ir, de hecho conseguir mesa es tarea imposible. Se trata de un precioso local instalado en el antiguo Hard Rock Madrid donde los cócteles y la comida de inspiración japonesa son los claros protagonista. Zuma ofrece platos típicos de las conocidas Izakayas (tabernas japonesas) a las que Javier Blanco (chef del local de Madrid) les da su toque mediterráneo. 

Dónde: Paseo de la Castellano, 2.

5. Fanático

A pesar de que lleva abierto desde este verano, Fanático sigue teniendo lista de espera. Es uno de los restaurantes más demandados de la capital no solo por su decoración, por el espectáculo en directo y por su música sino porque la oferta gastronómica es muy interesante. La carta ofrece recetas clásicas con una materia prima muy interesante donde destacan platos como su pollo picantón, flores de calabacín en tempura o solomillo en escalope. Aunque no puedes dejar de pedirte alguno de sus postres y terminar con un cóctel.

Dónde: Paseo de la Castellana, 43.