Sabemos cómo hacer las mejores torrijas de Semana Santa

Marcu Ovidiu

Sabemos cómo hacer las mejores torrijas de Semana Santa

Hablamos con Moncho López, maestro panadero y alma mater de Levaduramadre Natural Bakery, quien nos explica los secretos de este postre tradicional.

01/04/2022 14:31 CARMEN RAYA

  • close

Las torrijas son probablemente el dulce más consumido en estas fechas de Semana Santa y Cuaresma. Su éxito es incuestionable y gracias a la aparente facilidad de su elaboración, a la sencillez de sus ingredientes y sobre todo, a lo increíblemente ricas que están, se consumen a lo largo y ancho de todo el país.

¿Quién es capaz de resistirse al delicado sabor de las torrijas? 

Bien preparadas, nos permiten disfrutar de una masa suave y jugosa que prácticamente se deshace en la boca, dejando en nuestro paladar sabores tan evocadores y reconfortantes como la canela, el azúcar, la leche y el limón. Pero llegar a conseguir su textura y ese sabor no es tan fácil, por eso hablamos con Moncho López de Levaduramadre Natural Bakery, que nos explica sus secretos.

El pan, enriquecido y consistente

Parece ser que la torrija nació en el siglo XV en un convento y desde entonces quedó muy ligada a la Semana Santa y Cuaresma. Precisamente, en un periodo en el que los católicos no podían consumir carne, su apariencia se asemejaba bastante a la de la carne asada: “Un plato de aprovechamiento, que en sus orígenes se preparaba con el pan duro que quedaba en las casas. Actualmente, casi todo el mundo prepara las torrijas con un pan creado para tal fin, ya que quedan muchísimo más cremosas, no se rompen tanto y están mucho más buenas”.

Se trata de panes que suelen estar enriquecidos con otros ingredientes diferentes a los que se encuentran en el pan tradicional: “Nosotros en Levaduramadre por ejemplo, le añadimos leche, huevos y azúcar para que quede sabroso y cargado de sabor, y además hacemos ese pan con una cierta consistencia porque para preparar la torrija hay que cortarla, empaparla, rebozarla, freírla… y la rebanada de pan debe quedar entera al terminar todos estos pasos”.

La receta

Hoy encontramos en muchos establecimientos cientos de variedades de torrijas, pero no todos con la receta tradicional que usa Levaduramadre: “Cortamos rebanadas de unos dos centímetros de grosor y las sumergimos en una infusión a base de leche, canela, azúcar y un toque de miel, que hemos preparado y dejado enfriar previamente. Una vez que están bien bañadas, las rebozamos con huevo y las freímos. Para acabar, hacemos un jarabe con lo que ha quedado de la leche y bañamos la torrija cuando ya se ha enfriado”. Como dice el propio Moncho: “Es una torrija de toda la vida, como la que podrías comerte en casa de tu abuela”.