Operación Navidad: cómo hacer un roscón como    una repostera profesional que sorprenda al personal

Tradicional Roscón en Crustó, con agua de azahar (El Corte Inglés. Avda. Diagonal, 617, Barcelona) | D.R

Operación Navidad: cómo hacer un roscón como una repostera profesional

A las puertas de la Navidad, las ganas de disfrutar de recetas típicas de estas fiestas se multiplican. Por eso, desde Kaiku Sin Lactosa han contado con la chef Fátima Martínez (@_cocinadeaprendiz) para crear un roscón capaz de poner de acuerdo a todos los comensales. 

23/11/2021 20:07 MARIA JIMENEZ

  • close

No hay nada más navideño que reunirse en torno a una mesa y disfrutar de las recetas típicas de estas fiestas. Desde los canapés que abren el apetito hasta el consomé, pasando por un surtido de turrones y polvorones que hacen las delicias de la sobremesa. Pero si hay algo que no puede faltar en esta época del año, es el famoso Roscón de Reyes. Un bollo elaborado con una masa dulce dispuesta en forma circular que suele decorarse con rodajas de fruta escarchada y puede rellenarse (o no) de nata montada, crema, trufa, chocolate, moca u otros condimentos.

No hay dos roscones iguales y sorprender al paladar con este postre tan tradicional es todo un reto culinario. Por esa razón la chef Fátima Martínez, de @_cocinadeaprendiz, ha creado para Kaiku Sin Lactosa un roscón sencillo y delicioso capaz de poner de acuerdo a todos los comensales. Con la esponjosidad que merece este plato y el punto justo de experimentación, al añadir ras el hanout, una de las mezclas más complejas y sofisticadas de Marruecos. El resultado es un bocado multicultural, perfecto para ejercer de anfitrión y sorprender al personal.

Roscón de Reyes relleno de nata al ras el hanout

Ingredientes

Para la masa:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 125 g de azúcar
  • 3 huevos (1 para pintar el roscón)
  • Ralladura de 1 limón
  • Ralladura de 1 naranja
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 25 g de levadura fresca de panadería
  • 125 ml de leche
  • Un chorro de esencia de vainilla

Para el relleno:

  • Nata para montar Kaiku Sin Lactosa
  • Ras el hanout
  • Canela
  • Esencia de vainilla
  • Un extra de azúcar

Elaboración

Paso 1: volcar y mezclar

Echa los 500 g de harina de fuerza, los 125 g de azúcar, los dos huevos, los 50 g de mantequilla a temperatura ambiente, los 125 ml de leche, la ralladura de limón y de naranja, y el chorro de esencia de vainilla en la amasadora y empieza a mezclar.

Paso 2: dar consistencia

Cuando tengas una mezcla homogénea, introduce la levadura desmigada y continúa amasando hasta que tengas una masa elástica. Pueden pasar entre 15 y 20 minutos. Para saber si está lista, mójate un poco los dedos con aceite y prueba a estirarla sin que se rompa.

Nota: “La masa hay que masajearla siempre con las manos ligeramente aceitosas. Yo uso aceite de oliva suave”, apunta la chef y precursora de @_cocinadeaprendiz.

Paso 3: amasar a dos manos

Haz una bola con la masa y, poco a poco, dale forma de rosco.

Nota: “La masa va a doblar su volumen, así que deja un agujero grande en el centro”, aconseja.

Paso 4: pintar y reposar

Pinta la masa con huevo batido y déjala reposar unas dos horas. “El tiempo de reposo dependerá de la temperatura ambiente, pero lo importante aquí es que doble su volumen”, señala Fátima.

Paso 5: decorar y hornear

Cuando esté lista la masa añade la decoración y, acto seguido, métela en el horno ya precalentado a 180°. Cuando comience a dorarse es importante vigilarlo para que no se pase. Ve pinchando el bollo hasta asegurarte de que está en su punto.

Paso 6: rellenar y emplatar

Una vez horneado, dejamos enfriar el roscón y lo rellenamos, en este caso, con nata montada Kaiku Sin Lactosa y las especias mencionadas (ras al hanout, canela y esencia de vainilla) en la cantidad que más te guste.