Los espectaculares lugares que inspiraron muchas películas de Disney

Elsa en una de las imágenes de 'Frozen 2'. | Disney

Los espectaculares lugares que inspiraron muchas películas de Disney

Ciudades, paisajes naturales y joyas arquitectónicas son un personaje más en sus películas.

29/11/2019 07:17 MARÍA AGUIRRE | STILO.ES

  • close

Le han salido dos duras competidoras a Papá Noel y los Reyes Magos esta Navidad: se llaman Anna y Elsa y están por todas partes. En realidad nunca terminaron de irse de nuestras vidas, sobre todo de aquellas en las que hay pequeños de por medio, pero su regreso a los cines con la segunda parte de 'Frozen' ya ha empezado a eclipsar todo el ambiente navideño. ¡Era previsible e inevitable que así fuera!

Importa poco si la película gusta o no, pero hay que reconocer que una se queda embobada cuando ve una vez más el enclave geográfico que Disney ha ideado para desarrollar esta historia. Uno más, en realidad, ya que es una seña de identidad del universo Disney que en sus historias las localizaciones sean un personaje más.

La realidad supera a la ficción

Para alegría de nuestros sentidos, la inmensa mayoría de ellas están inspiradas en lugares reales. Porque si hay algo nos producen las pelis de Disney son ganas de hacer la maleta y echarse la cámara de fotos al cuello (o hacer uso del teléfono móvil, en su defecto) para ir en busca de la versión original de todos esos paisajes majestuosos, tanto urbanos como naturales, como por ejemplo el Reino de Hielo de la citada ‘Frozen’ o el Ágraba de ‘Aladdin’, por citar dos ejemplos antagónicos.

Resulta asombroso, como vas a ver con este viaje virtual a través de las películas de Disney que hemos planeado, la fidelidad con los reproducen en formato animación, con todo lujo de detalles. La prueba de lo buenos que son los dibujantes e ilustradores de la compañía estadounidense de contenidos audiovisuales de animación es que no les ha hecho falta jamás reconocer de forma oficial ninguna de las localizaciones de sus películas para que, primero, se hable de ello y, segundo, se reconozcan la mayoría con facilidad.