Las diez recetas fit para no dejar de comer dulces estas navidades

Galletas navideñas. | Instagram

Las diez recetas fit para no dejar de comer dulces estas navidades

Cuídate, ¡pero no te olvides de disfrutar!

07/12/2018 13:06 STILO.ES

  • close

No tires por tierra todos los buenos hábitos adquiridos a lo largo del año solo porque se acerque la Navidad. La llegada de este periodo de fiestas, cenas y comilonas no significa que haya que dejarse llevar por la vorágine, pero tampoco que nos pongamos radicales y no tengamos ningún momento de disfrute. Puedes darte un capricho siempre y cuando lo hagas de una manera responsable, por eso hemos seleccionado estas diez recetas con las que no tendrás que renunciar a comer dulces sino simplemente hacerlo en su versión 'fit'.

Roscón de reyes

Necesitarás 120 gramos de harina de centeno o harina de avena, 2 cucharadas de levadura en polvo, 2 cucharadas de leche en polvo desnatada, 4 cucharadas de queso fresco batido, 2 o 3 cucharadas de edulcorante en polvo, 6 claras de huevo, ralladura de una naranja y un limón, una pizca de jengibre, 1 cucharada de esencia de vainilla y aroma de azahar. Con estos ingredientes podrás conseguir un roscón tan delicioso como los de las pastelerías, pero con menos calorías. Tendrás que montar las claras a punto nieve y, en un recipiente aparte, colocar la harina con la levadura, la leche en polvo, el edulcorante, la esencia y las ralladuras de limón, naranja y jengibre, para añadirle poco a poco las claras ya montadas con cuidado y que no se pierda su volumen. Una vez que tengamos la mezcla, colócalo en un molde para horno y cocínalo a 170ºC durante 30 minutos.

Jose_M_Feito / ISTOCK

Turrón de chocolate

Uno de los clásicos navideños a los que más nos cuesta renunciar, ¿verdad? No tienes por qué hacerlo, simplemente, atrévete a cocinarlo tú en casa siguiendo la siguiente receta: mezcla 100 gramos de harina de avena, 40 gramos de cacao desgrasado en polvo sin azúcares añadidos, 80 ml de leche de almendras o soja y una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Remueve bien hasta conseguir una pasta a la que echaremos un puñado de cacahuetes picados, y removemos. Esparce la mezcla en un molde de silicona y reserva en la nevera. Mientras, derrite media tableta de chocolate puro para después cubrir la mezcla que está en la nevera con ella. Espolvorea por encima un poco de canela o coco rallado al gusto y déjalo en el congelador 3 horas. Luego deja que repose a temperatura ambiente un rato antes de comerlo. 

Polvorones

Otro dulce adictivo al que podemos recurrir sin remordimientos. Mezcla en un bol 60 gramos de almendras molidas, 60 gramos de harina de trigo integral, 1 cucharada de canela molida, 1/2 cucharada de jengibre molido, una pizca de sal y ralladura de un limón. En otro recipiente, mezcla un huevo con un poco de miel o edulcorante y dos cucharadas de aceite de coco. Mezcla ambas combinaciones hasta formar una sola masa, y que se refrigera durante media hora. Una vez endurecida, ve haciendo bolitas en forma de polvorón y colócalas en una bandeja de horno. Espolvorea por encima un poco de canela y sésamo antes de hornear unos 25 minutos a 180ºC. 

Galletas navideñas

Utiliza tus moldes con motivos típicos, como el muñeco de jengibre o el ábeto, y prepara estas deliciosas galletitas 'fit'. Necesitarás 280 gramos de harina de avena integral, 100 gramos de mantequilla de aceite de oliva baja en grasas, 1 huevo, 1 clara de huevo, 1 cucharada de esencia de vainilla y una pizca de edulcorante. Con estos ingredientes necesarios, ahora debes proceder así. Funde la mantequilla en el micro durante un minuto y añade la harina, para después agregar el huevo, la clara, la esencia de vainilla y el edulcorante. Una vez que todos los ingredientes estén bien integrados, amasa y utiliza los moldes para darles las formas deseadas. Hornea durante 15 minutos a 180ºC y déjalas enfriar para después degustarlas en cualquier momento. 

jeka1984 / ISTOCK

Rollitos de canela

En Estados Unidos son muy habituales estos rollos durante todo el año, pero especialmente con la llegada de las fiestas navideñas. Para hacerlos, mezcla en un bol grande 280 gramos de harina de avena con una cucharada de canela, hasta formar una masa que deje un agujero en el centro. Agrega sal en un lateral y en el centro coloca un vaso y medio de leche templada, 25 gramos de aceite de oliva o de coco y 3,5 gramos de levadura seca de panadería. Mezcla bien todo hasta que comience a separarse de las paredes del bol, amasa, y deja reposar tapado con un trapo por encima durante una hora y media aproximadamente. Pasado este tiempo, la masa habrá doblado su tamaño y tendrás que trabajarla con un rodillo hasta crear un rectángulo de un centímetro de grosor. Añade el relleno a base de un puñado de pasas sultanas, un poco de miel, sirope de ágave y una cucharada de canela. Empieza a enrollar por uno de los laterales y deja que las puntas sean la parte más corta de la masa hasta crear un rulo que cortaremos en porciones para colocar en una fuente que dejaremos reposar otra hora y media antes de meter en el horno. Para la cobertura, mezcla leche desnatada en polvo, un poco de agua y el endulzante que más que te guste, y cuando esté todo disuelto, colócalo por encima y hornea media hora a 180ºC. 

Tarta de manzana 

Vamos a hacer una versión baja en calorías de este clásico. Pon a calentar 100 mililitros de agua, el zumo del medio limón, media rama de canela y un poco de sacarina al gusto. Antes de que rompa a hervir, añade media manzana pelada y deja que se cueza durante 20 minutos aproximadamente. Mientras, prepara la base de la tarta mezclando 100 gramos de avena y 3 cucharadas de mermelada de ciruela. Colócalo en un molde y deja reposar en la nevera. Apaga el fuego cuando la manzana esté lista, sácala, trocéala en láminas, y el jugo que ha quedado dentro mézclalo bien con 250 gramos de requesón, 2 claras y 1 huevo. Coloca sobre la base los trozos de manzana y vierte la mezcla batida por encima. Hornea una hora a 180ºC. 

Flan de chocolate

En muchas casas se hace este postre por Navidad de modo que no debes renunciar a él si no quieres, simplemente transformarlo un poco. Hidrata 5 hojas de gelatina, bate 150 mililitros de claras de huevo y mételas dos minutos en el microondas para después diluir en ellas la gelatina. Después, bate todo con 150 mililitros de agua, 9 gramos de cacao puro sin azúcares añadidos, 20 gramos de proteína sabor vainilla y 10 gotas de sacarina. Vierte el resultado en moldes y reserva en la nevera toda la noche, al día siguiente podrás disfrutarlos sin problemas. 

Trufas

Para acompañar el café, o como postre, puedes hacer esta versión menos calórica de las trufas tradicionales que, además, es rápida y sencillísima. En un recipiente coloca 4 cucharadas de cacao en polvo puro 0%, 4 cucharadas de queso batido 0%, 3 cucharadas de edulcorante líquido y 4 o 5 cucharadas de salvado de avena. Remueve bien hasta que quede una masa densa para después empezar a hacer bolitas y colocarlas en un recipiente que irá a la nevera una media hora para que repose antes de poder comerlas. 

Tarta de queso y arándanos

Los ingredientes que necesitarás son: 500 mililitros de leche soja, 1 sobre de gelatina en polvo, 1 cucharada de canela, ralladura de limón, un poco de edulcorante líquido, 5 cucharadas de proteína sabor vainilla, 125 mililitros de queso 0% fresco batido, 4 cucharadas de crema de cacahuete, 4 cucharadas de leche de coco, 1 clara de huevo, 1 puñado de frambuesas y el zumo de 1 limón. Mezcla en un bol la proteína, la crema de cacahuete, la leche de coco, la clara, una cucharada de edulcorante y otra de canela y extiéndelo uniformemente como base en un molde. Hornea durante 5 minutos, sácalo del horno, remueve bien y vuelve a meter otros 5 minutos hasta que veas que quede crujiente, sino repite el proceso. Calienta en un cazo la leche, el queso, el limón, una cucharada de proteína y otra de edulcorante junto con la gelatina, hasta que todo esté bien disuelto. Vierte todo sobre la base y deja enfriar en la nevera. Antes se servir, cubre con las frambuesas tal cual o bátelas con el zumo de un limón si prefieres que quede en textura líquida. 

Arroz con leche

Por último, otro postre clásico con el que chuparse los dedos si tienes invitados en casa. Pon a hervir 100 gramos de arroz integral con muy poca agua durante 10 minutos. Escúrrelo bien y, en un cazo aparte, calienta 750 mililitros de bebida de avena con una rama de canela y la cáscara de un limón, y añade el arroz previamente cocinado cuando rompa a hervir. Remueve bien y mantenlo en el fuego durante media hora. Añade 2 cucharadas soperas de Stevia (o similiar) y deja reposar en la nevera al menos un par de horas antes de comerlo.