Kim Kardashian vuelve a apostar por un clásico con su nuevo look

Michael Loccisano / GETTY

Kim Kardashian vuelve a hacer un 'fake' a través de Instagram

La socialité juega al despiste sobre un posible nuevo look.

29/11/2020 10:39 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

Sus elecciones son copiadas por millones de seguidores de todo el mundo, Kim lo sabe, y por ello cada vez que cambia radicalmente de look lo comparte a través de sus redes sociales. Pero, ¿querrá la socialité volver a meter un tijeretazo a su melena como hizo en 2019 o será un simple recuerdo?

@kimkardashian / INSTAGRAM

Por los Stories que ha subido Kim, todo apunta a que no piensa despedir el 2020 de forma radical, ni se ha cortado el pelo a 'lo pixie,' simplemente ha querido tirar de recuerdos y jugar de nuevo al despiste en cuanto a sus beauty looks.

El corte bob al que Kim siempre da nuevas oportunidades

La empresaria americana ha hecho su particular homenaje a una de las melenitas más de moda, el corte bob. Un corte justo por debajo de la barbilla que le favorece muchísimo, a Kim y, a quienes tienen un pelo ultra-liso. Además, es una de las tendencias beauty de cara al próximo año ya que va a ponerse por delante del llamado 'long bob' (el largo bob queda justo a la altura de los hombros.

Alex Wong / GETTY

Un corte con el que Kim parece sentirse muy cómoda ya que no es la primera vez que se atreve con el 'bob'. En el verano de 2019, la sociliaté sorprendía con esta melenita que tanto le favorece. 

¿Por qué el corte bob nunca muere? 

Son varios los motivos por los que estamos ante uno de los hits de belleza en cuanto a cortes de pelo: 1) rejuvenece; 2) es apto para todas las edades; 3) aporta altas dosis de elegancia; 4) es sinónimo de naturalidad y sencillez y 5) es atemporal, siempre se lleva.

GJN / GTRES

Aunque queda bien a todo tipo de rostros, favorece mucho más a aquellas mujeres que tienen el rostro alargado tipo pera. Solo hay que pensar en las mujeres que forman parte de la alta sociedad para reconfirmar el auge del corte bob, tanto en su versión más larga, como lo luce Laura Vecino, o en su máxima expresión, como Tamara Falcó.