La intrahistoria del mural

Chema Clares / GTRES

La intrahistoria de la 'teta' escultural de la actuación de Rigoberta Bandini en el 'Benidorm Fest'

Toda una reivindicación al lenguaje femenino sobre un escenario. 

30/01/2022 14:07 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

No pudo ser, pero Paula Ribó, Rigoberta Bandini sobre el escenario, nos dio una lección a todos más allá del plano musical, que al final era para lo que nos habían citado. El Benidorm Fest cerraba anoche sus puertas con la resolución que impacientaba desde hace semanas a millones de españoles: quién nos va a representar en el próximo Festival de Eurovisión. Y aunque Rigoberta no pisará Italia como la elegida ha removido un debate histórico sobre la censura femenina.

Su canción, 'Ay mamá', es todo un homenaje a la figura materna, en concreto a la de la suya. Pero más allá de sentimientos, la cantante ha rescatado un delicado tema sobre la censura femenina: el castigo de mostrar los pechos en el ámbito público. Ya sea por amamantar a tu hijo, por enseñar fotografías artísticas en las redes sociales e incluso por hacer topless. Parece que estamos en un momento complicado para el lenguaje femenino libre.

Pero Rigoberta ha conseguido regatear todo tipo de imposición jugando con la creatividad como ella misma ha asegurado ante los medios: "Para mi esa simbología es importante y como no se pueden enseñar los pechos femeninos en público, los represento en una escultura y así no pueden decirme nada". Al final ha conseguido su objetivo porque desde hace unos días todo el mundo habla de tetas sin censuras en los medios y en las redes. 

RTVE

Rigoberta no representará a España en Eurovisión, pero ha conseguido dos cosas muy importantes en el contexto sociocultural por el que estamos atravesando: 1) reivindicar la figura materna, más allá de aquella que habla solo del sacrifico por sus hijos sin pensar en su felicidad y 2) normalizar que una mujer muestre sus pechos, aunque solo sea por unas horas. ¡Brava, Rigoberta!