La era del empoderamiento femenino

Foto: D.R.

La era del empoderamiento femenino

Cada vez son más las voces que se alzan por el feminismo, y es que vivimos en la época del empoderamiento femenino.

25/10/2018 17:09 NOEMÍ CASQUET

  • close

Cada vez son más las voces que se alzan por el feminismo, y es que vivimos en la época del empoderamiento femenino. En todos los ámbitos encontramos mujeres dispuestas a luchar por la equidad y la igualdad entre todos los géneros, orientaciones y etnias. Sin lugar a dudas, estamos presenciando la revolución en primera fila. Una revolución que se extiende por todas partes y empieza a reinar en todos los lugares.

Desde camisetas con mensajes poderosos como la moda unisex que reivindica la igualdad entre hombre y mujer. Desde aumentar el tallaje mínimo en las pasarelas hasta desfilar amamantando a tu hijo. Atrás quedaron los 90s donde las modelos eran esqueletos andantes y las tallas no te cabían en una pierna. El mundo de la moda llegó a un extremo tan surrealista que fueron muchas las voces como Cara Delevingne, que denunciaron el maltrato y la hipersexualización que sufren las modelos, especialmente aquellas que son muy jóvenes. Porque, por supuesto, para la industria de la moda las mujeres también tienen una fecha de caducidad: a cierta edad ya no sirves para tu trabajo.

La moda a pie de calle

Aunque todavía seguimos teniendo desfiles mundialmente conocidos como el de la marca Victoria's Secret, donde se reúnen las top models más cotizadas del mundo; son cada vez más aquellas empresas que están apostando por la diversidad y la ruptura de los estereotipos de belleza. Addition Elle o Asos son algunas de las firmas que buscan visibilizar los diferentes tipos de cuerpos que existen en el mundo. Porque no, no todas somos altas y delgadas.

El feminismo lleva meses reinando las camisetas en la moda más callejera. Grandes empresas textiles como Inditex se sumaron a la moda de mensajes estampados reivindicando la lucha feminista. Y cada vez encontramos a pequeñas marcas que aportan su granito de arena en el diseño como Badass Print, Atrevindicativa o Sex Beat Clothes.

Guerreras de arte y poesía

En el mundo artístico podemos disfrutar de autoras maravillosas que, a través de la ilustración, luchan por normalizar la menstruación o el vello. Soy Cardo, Nazareth Dos Santos, Tres Voltes Rebel o Zinteta, entre otras muchas; cuyas cuentas de Instagram se llenan de dosis de realismo tan necesario en la sociedad actual.

Aunque el papel y el bolígrafo no únicamente se limita a las ilustradoras. También encontramos grandes escritoras y poetisas que ayudan a muchísimas mujeres a encontrarse con ellas mismas o a denunciar micromachismos sociales. Mississippi o Noelia Morgana son grandes referentes para la poesía nacional.

Sexualidad e Instagram

Pero sin duda alguna, gran parte del auge del feminismo se lo debemos a las redes sociales, especialmente a Youtube y a Instagram. Se ha creado lo que se llama, el “ciberactivismo”, cuentas enfocadas principalmente a la denuncia de las desigualdades sociales. Gran parte de los movimientos feministas que después presenciamos en las calles y en las manifestaciones, se crean en la red. Y, por suerte, cada vez son más las jóvenes y adolescentes que salen a la calle con la cara pintada de violeta mientras gritan “No es no”.

Moda, arte, literatura, música, redes sociales… Pero, ¿y en la cama? ¿Cómo ha influido el feminismo en nuestra vida íntima? Atrás quedaron los vibradores imposibles con rotación infernal que no sabías si los amabas o los odiabas. Cada vez más, las mujeres empiezan a diseñar juguetes para satisfacer sus necesidades. En una época donde la masturbación femenina está mucho más visibilizada, tiendas eróticas como Diversual han experimentado un auge de juguetes novedosos que potencian el orgasmo femenino como los estimuladores de clítoris.

No sabemos a dónde nos llevará toda esta revolución. Lo que está claro es que, cada vez más, se están alzando las voces y las cosas están empezando a cambiar. Aunque sea poco a poco. Ojalá el feminismo nunca pase de moda.