Zapatos de fiesta para aguantar toda la noche

Zapatos de fiesta con un tacón perfecto | D.R.

Zapatos de fiesta para aguantar toda la noche

No dejarás de bailar ni un segundo.

17/12/2019 13:18 ARÁNZAZU GARCÍA | STILO.ES

  • close

Cuando se acercan estas fechas el armario tiembla porque entran y salen 'looks' como por arte de magia. Pero, no solo tenemos que pensar en la ropa, llevar unos zapatos que se puedan lucir toda la noche es todo un milagro.

Desde hace unas temporadas los tacones kilométricos se han dejado en un segundo plano y los medios e incluso de pocos centímetros se han vuelto imprescindibles en los zapatos de fiesta. Estamos muy a favor de esta tendencia, porque ir cargadas en el bolso con unos de repuesto no siempre es posible. Ahora con este tipo de tacones podremos ser las reinas de la pista y llegar a casa sin ese temido dolor de pies.

Finos

Los zapatos de fiesta con tacón fino son siempre los más temidos a primera vista. Pero, te decimos que esta temporada su máximo es de seis centímetros e incluso de menos, como unos cuatro, y siguen siendo perfectos para estas noches.

Hazte con diseños en versión monocolor o con algún tejido en contraste. Si piensas que son poco festivos, te animamos a que prestes atención a los del empeine cerrado, son ideales para estilizar el pie y además aportan un extra de elegancia. Los destalonados, los que llevan hebillas o tachuelas, son los que más se decantan por este tipo de tacón.

El 'outfit' que mejor les queda son los pantalones que cortan directamente en el tobillo. 

Grueso

Estos siempre han llevado la etiqueta de cómodos, pero si encima se bajan unos centímetros pues más todavía. Puede que siempre los hayas tenido en un segundo plano y que pensarás que no son correctos para una noche de fiesta, pero cuando te los pongas unas vez no te los querrás quitar. Sirven para estar toda la noche de pie, si tienes un cóctel son los mejores. 

Para ensalzar su elegancia lo ideal es cogerlos con la parte trasera destalonada, con las tiras alrededor del tobillo o de efecto acharolado.

Casan genial con faldas de corte lápiz o vestidos cortos, ya que ayudan a alargar visualmente las piernas.

Lo bueno de ambos tacones es que son zapatos que después podrás darles una segunda vida, no se quedarán en el zapatero esperando la próxima salida. Podrás lucirlos sin problema para la oficina, ya que su tacón te permite llevarlos varias horas.