Si vas a llevar cárdigan, que sea en clave maxi como Kendall Jenner

Kendall Jenner con jeans y chaqueta de punto amarilla. | Gtres

Si vas a llevar cárdigan, que sea en clave maxi como Kendall Jenner

10/10/2018 08:30 MARÍA AGUIRRE - STILO.ES

  • close

No es una de las prendas más recurrentes en el armario otoñal, tampoco ha logrado convertirse nunca en imprescindible ni ha llegado a ser tendencia absoluta, pero lo cierto es que el cárdigan siempre ha estado (y seguirá estando) ahí. Y eso que su diseño a base de botones centrales y escote en uve hacen que su versatilidad sea increíblemente amplia. 

Puede llevarse abierta y con camiseta debajo, sobre una camisa, solo sin nada para mostrar de forma sugerente la ropa interior o incluso con jersey de cuello alto cuando el frío aprieta de verdad. Solo es cuestión de probar para dar con la fórmula que mejor encaja con el resto del look que andas buscando. Para ello, lo principal es además escoger el modelo adecuado y en eso también las posibilidades son infinitas. Los hay de punto grueso o fino, en tonos más o menos fuertes, de silueta oversize o más ajustados, cortos o largos... 

Kendall Jenner, por ejemplo, tiene muy claro cuál es su combinación favorita y esta no es otra que la de un cárdigan que cubra cintura y cadera, con bolsillos laterales, de un tono llamativo y sea de corte amplio para ganar en comodidad. 

Kendall Jenner con jeans y chaqueta de punto amarilla. | Gtres

La modelo ha lucido una de estas chaquetas de punto en color amarillo por las calles de Nueva York, donde nos ha demostrado que puede ser la pieza que sirva de engranaje a un estilismo tan sencillo como efectivo.

Su opción para combinar dicho cárdigan no es otra que unirlo a unos jeans de corte clásico, un básico top negro, unos botines del mismo tono y un minibolso que añade a su vez un toque de diversión gracias al alegre estampado. 

El resultado final de unir todo ello no es más que un estilismo al que poder recurrir en forma de inspiración para el día a día gracias a su sencillez y practicidad.