Sexo en Nueva York cumple 20 años

CORDON

Sexo en Nueva York cumple 20 años

Y lo celebramos con un repaso al estilo de su protagonista.

06/06/2018 16:48 PAULA CALLEJO | STILO.ES

  • close

El 6 de junio de 1998, es decir, hace hoy 20 años, se estrenaba una serie que cambiaría la figura de la mujer en la televisión, que la empoderaría y naturalizaría su libertad sexual y trataría temas de los que nunca se había hablado de una forma tan directa.

Sexo en Nueva York marcó un antes y un después tanto en la historia de la pequeña pantalla como en la de la moda, y nosotras queremos rendirle homenaje en el día de su aniversario.

La protagonista de la ficción, la ya icónica Carrie Bradshaw, interpretada por una desconocida Sarah Jessica Parker, desmontó mitos sobre las relaciones amorosas, las amistades y la vida laboral con la Gran Manzana como escenario indiscutible. Junto a sus tres grandes confidentes (Samantha, Charlotte y Miranda), la columnista ahogaba sus penas bebiendo Cosmopolitans, cenando en los sitios más chic de la ciudad y comprando en las tiendas más codiciadas para crear looks que siguen siendo comentados a día de hoy.

La estilista Patricia Field fue la encargada de plasmar la personalidad de estas cuatro figuras a través de sus distintos armarios, pero el de la excéntrica y maravillosa Carrie fue, sin duda, el más destacado.

INSTAGRAM

Tanto el beauty look, protagonizado por una siempre salvaje y voluminosa melena rubia rizada, como la ropa que llevaba el alter ego de Sarah Jessica Parker, tuvieron un alto impacto en la moda y supieron adaptarse a las tendencias de cada año sin perder su esencia.

Prendas de estética lencera, kimonos, vestidos estampados y, cómo no, los tutús han sido prendas clave en el vestidor de Carrie a lo largo de la serie y han trascendido en el tiempo. 

Tampoco podemos dejar a un lado los zapatos, accesorio fetiche de la protagonista. Firmas como Jimmy Choo, Christian Louboutin pero, sobre todo, Manolo Blahnik, estuvieron a sus pies durante los seis años que duró la ficción, y tuvieron una gran importancia en ella, hasta el punto de que un par de stilettos del diseñador canario llegaron a sustituir al clásico diamante en la pedida de mano de Mr.Big a Carrie.

INSTAGRAM

Está claro que Sexo en Nueva York tuvo una gran importancia en la industria de la moda, y sigue teniéndola. Aunque ya no disfrutemos de Carrie Bradshaw, siempre nos quedara Sarah Jessica Parker, que parece haber heredado el estilo original y atrevido de su personaje y se ha coronado como una it girl también en la vida real.

// Outbrain