Raf Simons vuelve a la pasarela de la mano de Calvin Klein

Raf Simons vuelve a la pasarela de la mano de Calvin Klein

Después de meses de incertidumbre y especulaciones, se hace oficial la unión entre el diseñador belga y la casa americana

02/08/2016 18:35 Paula Callejo

  • close

Desde que Raf Simons dejara Dior en octubre de 2015 envuelto en un aire de misterio y sin explicaciones oficiales se ha fantaseado sobre qué pasaría con ambas partes de este tándem roto.

Hace apenas un mes se confirmó lo que era un secreto a voces:Maria Grazia Chiura dejaba el cargo que ocupaba en Valentino junto a su marido para sustituir al diseñador belgadespués de varios meses en los que la maison francesa estuvo capitaneada por las propias modistas de la firma.

Sin embargo, en la ecuación todavía quedaba un cabo suelto:¿Qué pasaría con Raf Simons? Los rumores empezaron a sonar cuando Francisco Costa e Italo Zuccheli, responsables respectivos de las divisiones femenina y masculina de Calvin Klein anunciaron en abril que abandonaban la casa americana. En medio de este juego de tronos que involucraba a marcas como Valentino, Dior y Calvin Klein aún quedaban sillas vacías, y las especulaciones no tardaron en llegar.

Hoy la noticia es oficial, tal y como ha confirmado la firma en su cuenta de Instagram. La llegada de Simons supone para Calvin Klein un nuevo capítulo para una firma que quiererecuperar el concepto de lujo silencioso que la hizo brillar en los 90.

"Desde Mr.Klein la empresa no había estado dirigida por una persona tan creativa y visionaria, y estoy seguro de que esta decisión llevará a Calvin Klein a un importante desarrollo e impacto en su futuro" ha declarado Steve Shieffman, CEO de la empresa. Así mismo, ha anunciado también el fichaje de Pieter Muller como parte del equipo creativo de Raf Simons, con quien ya trabajó en Dior.

De esta forma, Calvin Klein ve en el diseñador belga un nuevo camino a seguir, que probablemente estará más cerca de aquella discrección sofisticada que de las asociaciones de la firma a personajes como Justin Bieber o Kendall Jenner.

Lo más chocante de esta historia es que Simons, que teóricamente dejó Dior por la excesiva carga de trabajo que había y la constante presión a la que se le sometía,acepte un puesto que implica la dirección de 6 marcas dentro de una gran empresa. ¿Significa eso que el problema en la maison francesa no era la cantidad de trabajo sino rencillas con las modistas, como se rumoreó en su momento?

Sea como fuere, lo importante ahora es mirar al futuro yesperar -con ansia- lo nuevo del gigante americano.