Joggers y sudadera, Paula Echevarría se apunta a la fórmula más cómoda para viajar

Paula Echevarría a su llegada al aeropuerto de Madrid. | Gtres

Joggers y sudadera, Paula Echevarría se apunta a la fórmula más cómoda para viajar

El 'airport style' en su versión más habitual.

09/03/2020 08:10 STILO.ES

  • close

Paula Echevarría ha vuelto a coger las maletas, pero esta vez para volver a casa. Se le ha acabado lo bueno, al menos momentáneamente. Después de su aventura en Kenia, Paula viajó hace unos días a Disney World, en Florida, junto a Miguel Torres y su hija Daniela, y después de unos días disfrutando también de Miami ya están de regreso en Madrid. La actriz ha aterrizado en Barajas y hemos comprobado que ella también se apunta a la fórmula de moda para viajar, irresistible para terrenales y famosas: los joggers y la sudadera

Desde Úrsula Corberó a Chiara Ferragni, da igual que viajen en business o en turista, esta combinación nos une a todas las mujeres, y también a muchos hombres. Y es que no puede ser más cómoda, que al fin y al cabo es de lo que se trata cuando una tiene que pasar muchas horas no solo en un avión, sino también en un coche o en cualquier otro medio de transporte.

Paula, que nos ha dado una clase magistral sobre cómo lucir shorts y blusa estos días desde Estados Unidos, también lo sabe, y por eso ha aparecido en Madrid con unos pantalones deportivos de Karl Lagerfeld en color negro y una sudadera blanca básica de algodón de Calvin Klein. En ambos casos, con logos muy visibles como guiño a la estética noventera.

Unas deportivas blancas de su firma Space Flamingo han sido el calzado escogido para acompañar el conjunto que es pura comodidad. 

Paula Echevarría con sudadera blanca y joggers negros. | Gtres

Oculta tras unas enormes gafas de sol oscuras, un bolso tipo tote y empujando dos maletas enormes en las que llevaba todos los looks que le hemos visto lucir a lo largo de la última semana, la actriz aterrizaba así en la capital a donde seguro estaría deseando llegar tras un par de semanas en las que ha recorrido medio mundo. Y es que por muy apasionante que sea viajar, como en casa en ningún sitio.