Meghan Markle es una premamá sin complejos

GTRES

Meghan Markle es una premamá sin complejos

En la recta final de su embarazo, ha lucido un estilismo (casi) perfecto.

31/01/2019 12:20 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

La duquesa de Sussex ha vuelto a dejarnos encantadas tras su asistencia en un acto oficial. En estos últimos meses de embarazo está haciendo gala del estilazo que la ha caracterizado siempre, y no ha sido menos en esta ocasión en la que ha visitado el Teatro Nacional de Londres.

Meghan Markle ha elegido un conjunto de vestido y blazer en color 'nude' de la colección primavera verano 2019 del diseñador Brandon Maxwell. El vestido, ceñido hasta la cadera, y con falda evasé, realzaba la buena figura que tiene a pesar del avanzado estado de gestación en el que se encuentra.

Precisamente esta ha sido una de las críticas que ha recibido, pues parecía que en algunos puntos le tiraba un poco, aunque la verdad es que con esa barriguita tan bonita, entendemos que presuma de ella.

El escote era en pico, aunque no muy pronunciado, por lo que puede que tampoco le favoreciera al marcar demasiado el pecho. Los escotes en pico suelen estar recomendados para las mujeres con mucho pecho, como por ejemplo es el caso, aunque tan cerrados pueden causar el efecto contrario, y marcar demasiado el volumen que se intenta disimular.

GTRES

Una de las claves de su gusto al vestir es que suele decantarse por looks monocromáticos, como en esta cita con una de las organizaciones de la que es patrona, como anunció la casa real británica a principios del mes de enero. Por eso completó su atuendo con un clutch de Carolina Herrera del mismo tono, con detalles en dorado, que ya le hemos visto en alguna ocasión más, y unos zapatos de Aquazzura, los mismos que llevó para su presentación ante la prensa en el anuncio de su compromiso.

La actriz sabe que este color le favorece, y por eso también ha usado tonos suaves en su maquillaje, que era muy sutil y natural. Su cara estaba radiante, un rasgo común en las embarazadas, y el peinado, un recogido informal, contribuyó también a que, una vez más, Meghan luciera como una estrella.