Karlie Kloss lleva un vestido geométrico rojo en un evento de Project Runway

GETTY

Karlie Kloss arriesga con un vestido geométrico

La top defiende con éxito un vestido no apto para todas las figuras.

17/04/2019 13:56 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

La modelo Karlie Kloss nos tiene acostumbradas a estar siempre impecable, con un estilo 'lady' y minimalista, que en ocasiones roza lo clásico. No suele arriesgar con prendas muy extravagantes, pero en esta ocasión se ha lanzado a cruzar un poco sus límites y le ha sentado bien.

En una noche de moda y gastronomía, la top americana asistió al evento 'A night of food and fashion' organizado en Los Ángeles por los televisivos concursos Top Chef y Project Runway la pasada noche del martes 16 de abril, y sin duda quiso estar a la altura de las circunstancias, luciendo un diseño de vanguardia.

Y es que ella precisamente es la presentadora del programa de moda que antes conducía Heidi Klum, y que ahora con ella, emprende una nueva etapa.

El vestido rojo que ha causado sensación es del diseñador belga Oliver Theyskens, de la colección para la próxima temporada otoño y invierno 2019. Se trata de un vestido muy estructurado, donde, nunca mejor dicho, no hay dada una puntada sin hilo, y está cuidado hasta el más mínimo detalle, aunque a simple vista no parezca tener tanta complicación.

CORDON

Pero sin la figura de Karlie, el resultado sería otro, por lo que este vestido de manga larga, rematada con un original puño abierto abotonado, y aberturas en la cintura ha llamado tanto la atención gracias al tipazo que luce la modelo. El escote merece ser prestado atención, ya que en su nacimiento en el cuello parece un cuello mao, para ir abriéndose en forma de 'v' suavizada hasta el pecho.

La otra parte que más destaca es la falda con bolsillos, estructurada por delante y por detrás en tres piezas, las dos laterales que llegan hasta los tobillos y las centrales más cortas, dejando entre ellas unas aberturas hasta la parte superior del muslo, que le permitían destacar sus estilizadas piernas, visualmente aún más largas gracias a las sandalias de tacón negras destalonadas y cruzadas en el empeine.

El peinado era igual de sencillo y sofiticado a la vez, pues llevaba la media melena ultralisa, con raya a un lado, e impecablemente peinada. El maquillaje, en tonos rojos, tanto en ojos, mejillas y labios, la tendencia para esta primavera, destacaba su boca.