La guía definitiva para acertar con tu talla de sujetador

JackF / ISTOCK

La guía definitiva para acertar con tu talla de sujetador

Aprende a elegir la talla que te conviene.

21/09/2018 13:28 ISABEL MOSCOSO | STILO.ES

  • close

Muchas mujeres pensamos que el sujetador que llevamos es el que mejor nos sienta, pero las cifras hablan por sí solas. Siete de cada diez españolas no utilizan su talla correcta de sujetador y más del 90 por ciento no sabe cómo se calcula ni conoce la diferencia entre copa y contorno. ¿Consideras que estás entre las tres de cada diez o formas parte del grupo numeroso?

Es verdad que los sujetadores siguen unos estandares y luego cada pecho es un mundo, lo que complica la elección de la talla. Sin embargo, te darás cuenta de que en el momento que aciertes al máximo con tu talla, llevar sujetador no va a ser ningún suplicio. Porque no te dejará las indeseosas marcas en la piel, ni te sacará chicha, ni sensación de tener cuatro pechos (cuando te queda pequeño).

En fin, lo del sujetador es un mundo en el que según hemos podido comprobar en los estudios, en el que la mayoría de las españolas andamos bastante perdidas.

La firma de lencería DIM París y una guía ilustrada de Moderna de Pueblo nos van a ayudar a dar con la talla que mejor se adapte perfectamente a nuestro pecho y espalda.

Sujetador, según tu pecho

- Poco pecho: los más apropiados son aquellos cuya copa redondee las formas. Los que tienen relleno lateral, para centrar el pecho y aumentarlo. Busca efecto push-up, bralettes, medias copas...

- Mucho pecho: lo que más importante es que esté bien sujeto. Para disimular los más adecuados son los reductores con tirantes anchos y mulliditos, con cortes diagonales en la copa y aros enteros. 

- Caído: hay que buscar sujetadores que lo realcen, para ello tienes que elegir prendas que presionen en la parte baja del pecho y lo realce. Tus sujetadores son los preformados y los tirantes regulados para una mayor sujeción, tejidos rígidos y aros funcionales.

- Separado: lo ideal es que un sujetador que tenga el separador y los laterales reforzados, para juntar ambos senos. Busca: refuerzo o relleno lateral o costura T lateral.

Anatomía del sujetador

- Banda inferior: debe estar a la misma altura por delante que por detrás. Si se sube por la espalda es que el sujetador nos queda grande de contorno.

- Copas: Debe recoger todo el pecho. Si te lo oprime es probable que necesites una copa más. Si por el contrario el tejido te queda suelto, es que necesitas una copa menos.

- Tirantes: Se deben ajustar perfectamente a los hombros, con solo unos milímetros de margen. Tanto si caen como si se clavan hay que regularlos hasta que se mantengan firmemente.

Llega la hora de medir

Lo primero que hay que diferenciar es qué es la copa y es qué es la talla. La copa del sujetador te la marca la medida del contorno sobre el pecho. Estas son las famosas letras: A, B, C, D, E, F... Y para descubrir tu talla perfecta tienes que medir tu contorno por debajo del pecho y sumarle 15. 

Foto: Moderna de Pueblo para DIM Paris

Por si no te ha quedado claro con el primer dibujo, aquí tienes otro. 

Foto: D.R.

Por ejemplo si te queda ancho de espalda lo más probable es que necesites una copa más y menos talla. Es decir, si te pruebas una 90C y te queda ancho de espaldas necesitarías una 85D, es decir aumentas la copa, pero disminuyes el contorno.

Sí, chicas, lo sabemos. Ir a comprar sujetadores puede ser toda una odisea, pero una vez que encuentras tu talla, te vas a sentir mucho más cómoda en tu día a día. No es recomendable probarse sujetadores cuando se está ovulando o con la regla, ya que la talla puede variar. Además, puede que tengas muy clara la talla que utilizas, pero cada marca es un mundo así que sí o sí cuando te vayas a comprar un sujetador te lo tienes que probar.

Ahora te hemos puesto más fácil dar con tu talla perfecta de sujetador, así que ya no hay excusas para ir incómoda con esta prenda de ropa interior. 

// Outbrain