Porque solo una 'fashionista' como Camille Charriére puede anunciar su boda con esta maravilla de look

Handout / GETTY

Porque solo una 'fashionista' como Camille Charriére puede anunciar su boda con esta maravilla de look

En ropa de baño y con un pañuelo a la cabeza.

25/08/2020 14:25 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

Es una de las chicas de la armada de parisinas que adoran la moda, no solo porque se dedican a ello sino porque es su vida. Camille Charriére, al frente de uno de los portales de la industria más potentes, Net-â porter, sabe qué y cómo lucirlo en cada momento. Seguida por millones de fashionistas que adoran su très chic francés innato (a pesar de ser británica) y amiga de dos de las precursoras del estilo parisino en el mundo: Jeanne Damas, Anne Laure Mais o Juliette Labelle. Aunque no hace falta tirar de biografía para saber que Camille es oro puro en Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Camille Charriere 🌙 (@camillecharriere) el

Cuando las tendencias las marcaba la pasarela de asfalto, la empresaria y su grupito de amigas eran uno de los principales objetivos de los fotógrafos de moda. Sus looks siempre son únicos por su fidelidad a la sencillez propia de la estética parisina pero con toques arriesgados, que normalmente es obra de sus complementos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Paris plage

Una publicación compartida por Camille Charriere 🌙 (@camillecharriere) el

Ahora cuando solo nos queda Instagram como escaparate para seguir los dictados de la moda, Camille continua marcando la diferencia. Esta vez no ha sido su look de fiesta sino cómo ha dicho "si, quiero" a su novio. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

💍!!!!!!!

Una publicación compartida por Camille Charriere 🌙 (@camillecharriere) el

Evocando a Brigitte Bardot y sus paseos en barco, Camille se ha prometido con un look que nos ha vuelto locas: un top de bikini y un short de tiro alto, decorado con un logo joya de Chanel, a modo de hebilla. Aunque, una vez más, la clave de su outfit de prometida es cool gracias a sus complementos. Un pañuelo de seda, anudado en la cabeza, y las gafas de sol del verano: de pasta, cuadradas y en negro.  

Todo ambientado en el mejor de los escenarios, un barco en mitad del mar. A-NO-NA-DA-DAS, así nos has vuelto a dejar, Camille. Estamos deseando verte en vestido de novia.