La joya favorita de Emily Ratajkowski es 'made in Spain'

@emrata

La joya favorita de Emily Ratajkowski es 'made in Spain'

Y está al alcance de tu bolsillo... y de tu cuello.

21/08/2019 12:56 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

No es la primera vez que una de las mujeres más sexys del planeta muestra su predilección por alguna prenda de etiqueta española. Pero en esta ocasión no hay duda de que el colgante de la marca de joyería Uno de 50 se trata de una sus piezas favoritas.

La modelo la ha llevado últimamente en muchas ocasiones, como se refleja en varias fotos que ha compartido en su cuenta de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Is it weird I took this while he was sleeping?

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

La también actriz y activista le rinde un cariñoso homenaje a su marido, Sebastian Bear McClard, al llevar colgada en su cuello una letra S dorada, elaborada artesanalmente, perteneciente a la colección 'Confess your emotions' con la que la marca pretendía dar forma a ese alguien o algo que sea especial para nosotras.

De una cadena dorada lleva colgada la inicial del nombre de su esposo, que ha sido originalmente formada con un clavo, resaltando así el diseño irregular característico de la marca, que define un trabajo hecho a mano, haciendo que cada pieza sea única.

@emrata

No te prometemos que al visitar la web de Uno de 50 puedas encontrar exactamente la cadena o el colgante, pero sí tienen piezas similares que irradían el mismo espíritu artesanal.

Este es el 'charm' con forma de letra S que Emily ha elegido en varias ocasiones, y su precio es de 49 euros. | Uno de 50
El conjunto de cadena y colgante tienen un precio de 118 euros. | Uno de 50

Fan de la moda española

Nos encanta la forma en que Emily sabe combinar la moda 'lowcost'. La hemos visto en varias ocasiones pasear por Nueva York con estilismos compuestos por ropa de Mango y Zara. Incluso, para el día de su boda, eligió un original traje mostaza de Zara que sorprendió a todos en su día.

Y eso que nos tiene acostumbradas a no ser precisamente discreta, ni con sus 'outfits', ni por la ausencia de ellos.