Aunque no seas Carrie Bradshaw, estos 7 motivos te van a explicar por qué estás obsesionada con los zapatos

HBO

Aunque no seas Carrie Bradshaw, estos 7 motivos te van a explicar por qué estás obsesionada con los zapatos

17/08/2022 12:48 STILO.ES

  • close

"Una mujer con buenos zapatos nunca es fea", dijo en una ocasión Cocó Chanel. Y razón no le faltaba puesto que los zapatos son el símbolo de la elegancia de una mujer. Tanto es así que a muchas les llega a obsesionar y tienen cientos de pares de zapatos. Pero, ¿te has planteado alguna vez por qué no puedes dejar de comprar zapatos?

Carrie Bradshaw tenía una respuesta para cuando le preguntaban por qué tenía tantos zapatos. "Es un hecho: no es fácil que los demás se pongan en los zapatos de una mujer soltera. Por eso las solteras necesitamos zapatos que nos encanten, para que caminar en ellos por lo menos sea divertido", decía. 

Las bailarinas de Eloísa

Pero hay otras razones que seguro que te hacen entender mejor por qué te gustan tanto los zapatos: 

  • Según la ciencia, es pura química. En el momento de satisfacer el deseo de comprar zapatos, hay una liberación de serotonina que está asociada con el bienestar y la felicidad. Comprar zapatos provoca grandes descargas de “dopamina” que provocan un intenso estado de placer, como si del efecto de una droga se tratase.
  • Son lo primero que ves de un outfit. Para ver otras prendas, hay que mirar al espejo en lugar de simplemente echar un vistazo hacia abajo. Además, siguen valiendo aunque se gane o pierda peso.
  • Lo dicen casi todo de tu personalidad. Un estudio de una prestigiosa universidad americana revela que gracias al calzado se pueden adivinar hasta el 90% de las características de una persona. Por ejemplo, las bailarinas que popularizó Audrey Hepburn en los 50 y que vestían siempre los pies de Brigitte Bardot, corresponden a mujeres clásicas, sofisticadas, maduras, inteligentes y ambiciosas. Quienes prefieren zapatos bajos y cerrados, tipo mocasín, son mujeres prácticas, comprometidas y trabajadoras. No les gusta perder el tiempo. Al mismo tiempo, se caracterizan por poseer un estilo casual, urbanita y arriesgado. Las que usan tacón, son mujeres que prefieren vivir un estilo de vida con glamour y ser el centro de atención.
  • Uno para cada ocasión. Por supuesto, no vale tener el mismo modelo, sino que se buscan diversos formatos y estilos adaptados para cualquier ocasión. Una boda, una fiesta, una reunión de trabajo…
  • Una media ¿exagerada? Estudios realizados afirman que la media de pares que puede llegar a poseer una mujer es de 19, una locura, teniendo en cuenta que no hay tantos días entre semana para llegar a usarlos todos.
  • Mejor que un ansiolítico. Además del chocolate, son un buen recurso para mejorar el estado de ánimo cuando se tiene un mal día. ¿A quién no le alegra estrenar un par de zapatos nuevos?
  • Todo el mundo tiene una obsesión. Lo cierto es que esto no es solo aplicable a los zapatos, una persona puede comprar compulsivamente cualquier objeto deseable. Aunque, con el calzado, tiene su explicación por el contacto directo entre el objeto y el cuerpo, lo que aumenta su poder psicológico de apego.