Andrés Sardá: una oda a las estaciones del año

Andrés Sardá: una oda a las estaciones del año

El baño y la lencería se intercalan según las estaciones.

16/09/2016 13:15 Marta Moreno

  • close

La firma española ha sido la encargada de inaugurar la 64 edición de la Madrid Fashion Week. Y lo ha hecho con una invitada de lujo: como si de una diva se tratase, Rossy de Palma ha abierto y cerrado el desfile con dos de los diseños estrella de esta nueva colección.

Bajo la premisa de las cuatro estaciones, ha presentado una propuesta en la que las flores y los volúmenes han tenido especial protagonismo. Eso sí, en gamas cromáticas muy diferentes.

En la primavera y el verano, la colección de baño es la mayor protagonista. La mujer primaveral de Andrés Sardá viste sobrefaldas de tules y mucho volumen. Prendas llenas de flores sobrepuestas en una gama cromática de lo más viva. Los cristales de Swarovski y las lentejuelas se sobreponen en una propuesta llena de colores ácidos, entre los que destacan el amarillo, el rosa, el azul el naranja o el fucsia.

Por su parte, el verano viene cargado de navy con diseños de lo más sexys en los que se da cabida a la manga larga y el pantalón. El canalé de otomán se impone como el tejido estrella en prendas de gamas muy cálidas (coral o terracota).

El otoño llega lleno de transparencias en prendas de lo más sexys. En las estaciones más frías del año, la lencería es especial protagonista. Diseños que se vuelven más sobrios y elegantes en una gama cromática que va desde el verde tierra al rosa cuarzo. En cuanto al tejido, el encaje tipo crochet y el chantilly reúnen gran parte de la propuesta.

En su propuesta más invernal, la Navidad cobra todo el protagonismo. Las modelos se convierten en paquetes de regalos y se envuelven en grandes lazos rojos para despedir el año. En esta estación, el volumen y las prendas sobrepuestas son las grandes protagonistas.

¿El calzado? Andrés Sardá sube a la mujer a altas plataformas con purpurina de colores fuertes y tacón ancho.