Kanye West empieza su campaña para ser presidente de Estados Unidos

Pascal Le Segretain / GETTY

El primer discurso de Kanye West en su carrera presidencial va a dejar a Kim Kardashian, flipando

Ha empezado ya la carrera.

20/07/2020 13:42 ISABEL MOSCOSO | STILO.ES

  • close

Kanye West aprovechó la celebración del Día Nacional de Estados Unidos, el pasado 4 de julio para anunciar que se presentaba como candidato para ser presidente de la nación.

Días después, parecía que estas ansias de poder e interés en la política se habían disipado, pero nada más lejos de la realidad. Kanye West ha comenzado su campaña en Carolina del Sur y ahí, ha hecho uno de esos discursos que no va a dejar indiferente a nadie.

El rapero ha aprovechado su momento para hablar de diferentes temas como el efecto de borrar mentes que causan las redes sociales en las personas, lo perjudicial que es la adicción a los opiáceos, su enfado por la falta de diversidad en las empresas e incluso, del aborto.

Un tema que Kanye West ha vivido muy de cerca, según ha hecho público en el primer discurso de su campaña. El rapero de 43 años, quien cada vez está más religioso, ha confesado que le está muy agradecido a su mujer Kim Kardashian porque no decidieran abortar cuando se enteraron de que estaban esperando a su primera hija, North, quien acaba de cumplir 7 años.

Casi entre lágrimas, Kanye West reconoció: "casi mato a mi hija". El rapero también reconoció que su madre estuvo a punto de hacer lo mismo con él, ya que también se planteó abortar en su día.

Sin embargo, si Kim Kardashian no ha flipado con estas declaraciones de su marido, le faltará poco. Porque no contento con decir lo de plantearse el aborto, comentó que ya está tranquilo porque su mujer decidió continuar con el embarazo y eso para él es muchísimo. Está tan agradecido que llevaría bien si la hija de Kris Jenner decidiera pedirle el divorcio.

¡Seguimos flipando!

Durante su discurso el rapero de 43 años ha contado cómo fue todo el proceso para decidir continuar con el embarazo de North. Kim Kardashian le llamó llorando el enterarse de que estaba embarazada.

Pero Kanye West recibió una señal de Dios en su portátil cuando estaba en París y le pidió a Kim Kardashian que no se tomara las pastillas que ya tenía en la mano. El rapero y su por aquel entonces novia decidieron seguir adelante y North nació unos meses después.

De hecho, ahí no pararon su prole. Desde 2013 Kim Kardashian y Kanye West han dado la bienvenida a su casa a cuatro niños: North, Saint, Chicago y Psalm.