El día que Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre volvieron a ser pareja

Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre en un evento publicitario. | Gtres

El día que Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre volvieron a ser pareja

Al menos por unas horas. 

12/09/2018 08:10 STILO.ES

  • close

Lo que 'Velvet' unió que no lo separe Samsung. Así podríamos definir la relación que existe entre Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre. Ambos fueron durante años los protagonistas de una de las historias de amor más seguidas de la televisión y aunque lo suyo no traspasó la pequeña pantalla, tantas horas de trabajo en común si hicieron que se convirtieran en grandes amigos. 

Una amistad que pese a estar separada por miles de kilómetros (la actriz vive en Madrid mientras que el actor fijó hace meses su residencia en Los Ángeles) se ha mantenido en el tiempo como ellos mismos se encargaron de demostrar la pasada primavera cuando la asturiana viajó a Estados Unidos a rodar la campaña de su última colección de Hawkers. 

Y ahora el destino (además de un contrato publicitario) ha vuelto a unirles de nuevo como embajadores de una gran fiesta organizada por una conocida marca tecnológica en la capital española. Un evento en el que por cierto la intérprete nos ha dejado con la boca abierta con su look. 

Paula Echevarría con look en negro en un evento en Madrid. | Gtres

Al más puro estilo 'cisne negro' con un minivestido de Fernando Claro con una pequeña cola y un cuerpo joya plagado de plumas, Paula estaba espectacular con este estilismo 'total black' al que no le faltaban unas altísimas sandalias en el mismo tono con lazada al tobillo. Todo ello acompañado además de un maquillaje que jugaba con los ahumados en la mirada y un peinado efecto wet ideal para una noche de final de verano como mandaba la ocasión. 

Como joyas, unos pendientes en forma de lágrima con pequeñas turquesas y una gran variedad de anillos finos en su mano derecha, además del smart watch de la marca de la que es imagen que lucía en la muñeca izquierda. 

Un look redondo con el que Echevarría ha sabido afrontar la rentré con paso firme.