Natalia Portman y su vestido de lunares en el pase especial de 'Eating animals'

Evan Agostini / GTRES

Natalia Portman apuesta por el estampado que no falla: los lunares

La actriz se va de estreno muy elegante.

15/06/2018 10:50 STILO.ES

  • close

Podría decirse que Natalie Portman es una de las actrices de Hollywood más elegantes de los últimos tiempos. La actriz ha vuelto a demostrarlo en el pase especial de su nuevo documental 'Eating Animals' en Nueva York. 

No era ni una alfombra roja ni nada, pero Natalie estaba espectacular con un vestido blanco con lunares pequeños negros de Miu Miu. El vestido es digno de cualquier evento importante. Tiene volantes en la falda y un pronunciado escote con forma de corazón. En esa parte central tiene una flor bordada de tul en negro.

Evan Agostini / GTRES

Natalie lo complementó con un bolso clutch tipo caja en color negro, grandes pendientes de aro en plata y un gran anillo con piedra negra en el dedo índice de la mano izquierda.

En cuanto al maquillaje llevaba un discreto ahumado en los ojos en tonos marrones y destacaba sus labios con una barra en color rojo cereza. Además, Natalie apostó por llevar el pelo recogido con algunos pelitos sueltos.

Un look de diez, ¿no te parece?

El documental 'Eating animals'

Natalie Portman ha sido la encargada de producir y narrar esta película documental que está basada en la novela homónima, con mucho éxito entre los críticos aunque también polémica, de Jonathan Safran Foer. Tanto en el libro como en documental se examinan a fondo nuestros hábitos alimenticios y la comida que al final introducimos en nuestros cuerpos.

A la actriz le pega mucho involucrarse en un proyecto así ya que lleva siendo vegetariana desde que tiene ocho años. 

Este documental ha sido el debut de Natalie Portman en algo que no era de ficción.

El pasado mes de febrero, Natalie Portman se convirtió en madre por segunda vez, una niña a la que ha llamado Amalia. La niña se ha convertido en la hermana pequeña de Aleph, quien ya tiene siete años. Ambos son fruto de su relación con Benjamin Millepied, que lo conoció durante el rodaje de 'Cisne negro'.