Meghan Markle vuelve a demostrar que es la mejor luciendo el color blanco en invierno

Meghan Markle, impecable con abrigo y vestido blanco. | Gtres

Meghan Markle vuelve a demostrar que es la mejor luciendo el color blanco en invierno

Impecable. 

13/02/2019 08:20 STILO.ES

  • close

Meghan Markle continúa demostrando que en la moda premamá se mueve como pez en el agua. Desde que se anunció su embarazo el pasado mes de octubre, la Duquesa de Cambridge nos ha ido regalando una gran variedad de looks con los que ha ido cumpliendo con su agenda oficial. Propuestas muy diferentes pero que en la mayoría de ocasiones han tenido el monocromatismo como protagonista. 

Hace una semana, por ejemplo, apostaba por el negro para acudir a una reunión con académicos y líderes de universidades de la Commonwealth, justo un par de días después de enfundarse en un conjunto en tono nude para visitar el Teatro Nacional de Londres

Ahora ha sido de nuevo un mismo color el rey de su estilismo y no uno cualquiera sino el impoluto blanco. La ex actriz ha sorprendido con un ajustado vestido de cuello vuelto firmado por Calvin Klein el cual se veía debajo de su abrigo de Amanda Wakeley. Éste ha sido el look escogido por Meghan para presidir junto al Príncipe Harry la gala benéfica de 'The Wider Earth' con la que se pretenden recaudar fondos para la conservación de los bosques en Londres.

Todo un ejemplo de cómo se pueden lucir no solo colores oscuros en invierno que tan solo se ha visto salpicado por un verde militar ya que era el tono elegido para los zapatos de salón realizados en ante y el clutch a juego. 

Meghan Markle con vestido de Calvin Klein y abrigo de Amanda Wakeley. | Gtres

Como detalles beauty, la Duquesa de Sussex ha vuelto a recurrir a un recogido para una mayor comodidad después de que hace unos días sorprendiera con un moño bailarina con el que nunca antes le habíamos visto. Eso sí, esta vez el peinado era diferente ya que en lugar de ser alto y pulido hacia atrás, en esta ocasión ha preferido lucirlo bajo y con raya a un lado para restarle sofisticación.