Kim Kardashian entra en los 40 con una fiesta sorpresa organizada por su familia

@kimkardashian / INSTAGRAM

Kim Kardashian entra en los 40 con una fiesta sorpresa organizada por su familia

Una fiesta organizada hace meses. ¡Qué no cunda el pánico!

22/10/2020 12:27 ISABEL MOSCOSO | STILO.ES

  • close

Kim Kardashian acaba de cambiar de década. El 21 de octubre de 2020 la hija mediana de Kris Jenner cumplía 40 años. La situación general causada por la pandemia no le permitió organizar una fiesta con todos sus seres queridos como a ella le hubiera gustado pero, Kim no se quedó sin fiesta porque su familia, hace unos meses, le preparó una muy especial.

Esta fiesta de cumpleaños tan especial para Kim Kardashian por su 40 cumpleaños se pudo ver en 'Keepin Up With The Kardashians', el reality que les ha dado fama mundial.

Poco antes de la que las hermanas de Kim le sorprendieran con su fiesta sorpresa por su 40 cumpleaños, la empresaria afirmaba que: "pensar en cumplir los 40, no me está haciendo volverme loca, simplemente es como una realización, es como, '¡Dios santo, tengo 40!'".

Para celebrar la nueva edad de Kim Kardashian, sus hermanas y algunas de sus amigas más cercanas repitieron un baile que habían hecho cuando la hija mediana de Kris Jenner cumplió 10 años.

Por cierto, Kris Jenner no pudo reprimir las lágrimas al ver que una de sus pequeñas cumplía 40 años. Pero además, no quiso dejar de compartir con todo el mundo un bonito mensaje de felicitación para su niña Kimberly.

Esta no ha sido la única felicitación de sus familiares y amigos más cercanos, han sido miles de mensajes los que ha recibido la cumpleañera. Pero, sin duda, el que se esperaba con más ganas era el que le pudiera mandar su marido Kanye West, después del verano tan complicado que han pasado, había mucha expectación con lo que le pudiera decir.

El rapero hizo referencia a su romántica petición de matrimonio en un estadio de béisbol y dijo que ya "había usado el recurso del estadio vacío. ¡Feliz 40 cumpleaños! Te quiero muchísimo".

Lo que parece demostrar que todos los esfuerzos realizados por Kim Kardashian y Kanye West para salvar su matrimonio han merecido la pena.