Kim Kardashian confiesa su mayor dolor

Sabíamos de sobra que Kim Kardashian no nos iba a dejar indiferentes. La estrella quería lucir como recién salida del agua, vestida por Thierry Mugler, se inspiró en la película de 1954 "La estatua desnuda". Llevó un vestido en tono nude con piedras cristalinas por todo el vestido que además daban la sensación de que estaba desnuda. Completó el look con unos zapatos de Yeezy.  | ENT / SplashNews.com

Kim Kardashian confiesa su mayor dolor

Su look de la Gala Met le dejó secuelas en la espalda y en el estómago.

09/07/2019 15:40 STILO.ES

  • close

Kim Kardashian nos dejó a todos sin habla con su aparición sobre la alfombra roja de la Gala Met en el mes de mayo. Ahora, la empresaria y 'celebrity' ha confesado que el modelito le pasó factura, y ha sido el mayor dolor que ha sentido en su vida.

Acaparó los flahes y fue una de las presencias más destacables de la noche, solo por el impresionante vestido de Thierry Mugler que lució, sino por la impresión que causó verla embutida en un corsé tan extremo de Mister Pearl.

Todas las personas que la vieron posar esa noche no hubieran podido asegurar que lo estaba pasando realmente mal. Kim posó con mucho aplomo, y es ahora cuando descubrimos que tuvo que tomar clases de respiración para adaptarse a esa forma y no desmayarse en el intento.

Las consecuencias de aquella hazaña las ha confesado a WSJ Magazine en una entrevista en la que asegura que no podía ni sentarse, confirmando que nuestras muecas de dolor al verla se correspondían con la realidad.

También desmiente que se hubiera sometido a una intervención para quitarse las costillas, "Ni siquiera sé si eso es posible" dice, pero admite que debería mostrar las imágenes de las marcas que se le quedaron en la piel cuando por fin se liberó de esa presión, que sufrió muchísimo y que "Nunca he sentido un dolor como ese en mi vida".

¿Quién lo hubiera dicho viendo su cara impasible de ese momento?

Sabíamos de sobra que Kim Kardashian no nos iba a dejar indiferentes. La estrella quería lucir como recién salida del agua, vestida por Thierry Mugler, se inspiró en la película de 1954 "La estatua desnuda". Llevó un vestido en tono nude con piedras cristalinas por todo el vestido que además daban la sensación de que estaba desnuda. Completó el look con unos zapatos de Yeezy.  | ENT / SplashNews.com

En estas declaraciones al menos vemos algo de sentido común, y dejan al descubierto que no todo es válido para lucirse, y que todas las críticas que recibió por transmitir un canon de belleza irreal, aquí tienen su fundamento.

Por una silueta Kardashian

Después de esa experiencia es sorprendente que ella misma se haya lanzado al negocio de las fajas modeladoras, aunque tenemos la esperanza de que no sean tan torturadoras después de lo que ella misma ha vivido en su cuerpo.

De momento estamos a la espera de conocer cuál será el nuevo nombre que le dará a la línea textil, debido a la polémica que surgió con el nombre inicial, y tenemos mucha curiosidad por saber qué criticas recibe el producto en sí.