Los vaqueros de Khloé Kardashian más rentables de la historia

INSTAGRAM

Los vaqueros de Khloé Kardashian más rentables de la historia

O la historia de cómo convertir un hilo de Twitter en un regalo con polémica.

27/03/2019 12:03 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

Lo que se cuece en las redes sociales, y las aventuras tan sorprendentes que se desencadenan a partir de un simple mensaje parecen no tener fin. Esta vez las protagonistas son la mediana de las Kardashian, Khloé, y una seguidora de ella y de su estilo.

La historia es sencilla en principio: un seguidora de la línea de ropa de Khloé Kardashian comparte un tweet en el que confiesa, muy ilusionada, que después de trabajar duramente y hacer muchas horas extra, ha conseguido reunir el dinero suficiente para pagarse los vaqueros de sus sueños.

Y es que todas sabemos que encontrar unos pantalones que nos sienten bien no es tarea fácil. Estos en concreto son de Good America, la línea denim femenina para todo tipo de siluetas y tallas, que hace unos tres años lanzó Khloé, y que le ha ido bastante bien. Los precios están en torno a 170 euros, según el modelo, un precio poco asequible para la mayoría.

La alegría de la usuaria aumentó al recibir respuesta de su admirada, que le contestó con un 'inocente': "¡Ooooh, qué mona! Estoy muy feliz de que te gusten".

Pero lo que era motivo de celebración para una usuaria, para muchos otros fue un gesto 'vacío', digno de una persona que está ajena a la realidad, y criticaban que le pareciera 'lindo' que una mujer tuviera que trabajar de más para poder acceder a sus prendas.

Así que Khloé, no añadió nada más. Directamente le envió una caja llena con una amplia selección de su catálogo. Kaelynn, como se llama la afortunada, le agradeció el gesto, y ha colgado las fotos presumiendo del envío. Khloé, que bastantes quebraderos de cabeza tiene ya en su vida personal, le animó a seguir manteniendo esa actitud positiva.

Y es que hay veces que la vida hay que tomársela de una manera más sencilla y menos negativa, y puedes tener sorpresas gratas.