Justin Bieber, el sorprendente mediador entre Kim Kardashian y Kanye West

Bauer-Griffin / SplashNews.com / GTRES

Justin Bieber, el sorprendente mediador entre Kim Kardashian y Kanye West

El cantante ha ayudado al matrimonio.

30/07/2020 14:29 ISABEL MOSCOSO | STILO.ES

  • close

¡Quién nos lo iba a decir! Pero parece que Justin Bieber y su mujer Hailey han mediado para que Kim Kardashian y Kanye West intentaran solucionar sus problemas de las últimas semanas.

Al parecer el cantante canadiense y su mujer se trasladaron hasta Wyoming el pasado viernes para hablar con Kanye West. En concreto el joven matrimonio intentó convencer al rapero para que volviera a hablar con Kim Kardashian, con la que llevaba semanas sin comunicarse. (Sin contar, claro las confesiones públicas de su intimidad durante un discurso y los diferentes tuits amenazantes posteriores).

Pues parece que la mediación de Justin Bieber ha sido favorable, ya que días después de reunirse con Kanye West, este le pidió disculpas públicamente a Kim a través de un tuit e incluso accedió a verla y hablar con ella.

Este reencuentro no fue el soñado por ninguno de los dos, pero para Kim Kardashian ya fue un paso muy importante ya que Kanye West llevaba semana ignorando sus llamadas y mensajes. Vamos, que el rapero se estaba marcando un 'ghosting' en toda regla.

Kanye West no quería hablar con Kim Kardashian después de haber hecho público en un discurso, que ambos se plantearon el aborto cuando se enteraron de que estaban esperando a North.  Unas palabras que hicieron mucho daño a la hija de Kris Jenner.

Además, fueron unas declaraciones que pusieron en alerta a Kim Kardashian, ya que tanto eso que dijo como los posteriores tuits que siguieron, le indicaban a la mediana del clan que Kanye West podía estar teniendo una crisis en el trastorno de bipolaridad que tiene diagnosticado.

Al ver esta situación, Justin Bieber quiso mediar, habló y consiguió convencer al rapero para que hiciera caso a su mujer. 

De momento, parece que las cosas entre Kim y Kanye están mejor. Ella ha vuelto a Los Ángeles sola para volver al trabajo y estar con sus hijos y él se ha quedado en Wyoming terminando su último disco.