Hailey Baldwin y el misterioro 'tweet' sobre el desmentido de su boda con Justin Bieber

James Devaney / GETTY

Hailey Baldwin y el misterioro 'tweet' sobre el desmentido de su boda con Justin Bieber

¿Son o no marido y mujer? Te contamos todo sobre el extraño caso del "sí quiero" entre la top y el cantante.

16/09/2018 11:09 IRATXE PLAZA | STILO.ES

  • close

Por el momento todo lo que gira entorno al bodorrio de Hailey Baldwin y Justin Bieber son rumores tras rumores. Si el pasado viernes 14 de septiembre la visita de ambos al juzgado revolucionó a la industria de la moda, este fin de semana las reacciones han ido in crescendo. Las alarmas saltaban cuando la modelo publicaba en su muro de Twitter un mensaje claro y contundente desmintiendo a la revista People

TWITTER

"Entiendo de donde vienen las especulaciones, pero ¡no estoy casada aún!" escribía la hija del actor Stephen Baldwin en su cuenta de esta red social. Un mensaje que ha desaparecido en cuestión de horas y que solo unos pocos tenemos la suerte de haber captado. Sí, sí como lees. Si entras en la cuenta de la top @haileybaldwin la última publicación es del 8 de septiembre. Por tanto, podemos decir que estamos ante todo un misterio. A partir de aquí nos hacemos infinidad de preguntas: ¿se habrá casado y por eso lo ha eliminado?, ¿fue simplemente un arrebato que luego no va a poder demostrar?, ¿se arrepiente de haber entrado en la polémica? ... Sea cuál sea el motivo, hay pruebas de que la joven pareja visitó hace unos días un juzgado en el que se emiten licencias de matrimonio en Nueva York. El portal TMZ se hizo eco de unas fotografías en las que se veía a Hailey y Justin accediendo al edificio, y para más detalle la modelo lucía un diseño blanco con mangas abullonadas que podría pasar perfectamente por vestido de novia. Según este medio estuvieron esperando un rato dentro de las oficinas, donde el cantante canadiense le volvió a expresar a su chica lo enamorado que está mediante la frase "No puedo esperar a casarme contigo, cariño". Estos hechos desataron una oleada de comentarios en infinidad de medios y en las redes sociales que afirmaban que Hailey y Justin ya eran, oficialmente, marido y mujer

INSTAGRAM

Pero de momento seguimos sin tener nada claro. Tendremos que esperar a ver quién tiene razón, si la prensa internacional o los protagonistas de este culebrón que se ha formado en torno a su boda. Lo que está claro es que la joven pareja está siendo objeto de todos los flashes desde que Justin gritara, o mejor dicho escribiera públicamente en su perfil de Instagram, que Hailey es el amor de su vida y que tenía muy claro que iban a casarse muy pronto. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Was gonna wait a while to say anything but word travels fast, listen plain and simple Hailey I am soooo in love with everything about you! So committed to spending my life getting to know every single part of you loving you patiently and kindLY. I promise to lead our family with honor and integrity letting Jesus through his Holy Spirit guide us in everything we do and every decision we make. My heart is COMPLETELY and FULLY YOURS and I will ALWAYS put you first! You are the love of my life Hailey Baldwin and I wouldn’t want to spend it with anybody else. You make me so much better and we compliment eachother so well!! Can’t wait for the best season of life yet!. It’s funny because now with you everything seems to make sense! The thing I am most excited for is that my little brother and sister get to see another healthy stable marriage and look for the same!!! Gods timing really is literally perfect, we got engaged on the seventh day of the seventh month, the number seven is the number of spiritual perfection, it’s true GOOGLE IT! Isn’t that nuts? By the way I didn’t plan that, anyways My goodness does feel good to have our future secured! WERE GONNA BE BETTER AT 70 BABY HERE WE GO! “He who finds a wife finds a good thing and obtains FAVOR from the Lord!” This is the year of favor!!!!

Una publicación compartida de Justin Bieber (@justinbieber) el

¿Cómo terminará esta historia? Mientras esperamos podemos gritar... ¡qué viva el amor!