Hailey Baldwin se sentía inferior a Kendall Jenner y Gigi Hadid

Vogue Australia

Hailey Baldwin se sentía inferior a Kendall Jenner y Gigi Hadid

La modelo supo buscar su hueco en la industria de la moda y ahora no teme hablar de sus inseguridades.

16/09/2019 15:44 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

Es cierto que Hailey Baldwin no ha necesitado hacer esfuerzos extras para tener un hueco en el panorama 'celebrity'. La respaldaba su apellido, perteneciente a una saga de actores muy conocidos internacionalmente. Pero ella quería ser modelo, y lo consiguió a pesar de sus complejos, que ha confesado en una conocida revista de la que es portada para el mes de octubre.

En la entrevista para Vogue Australia que le ha hecho el amigo por excelencia de modelos como Karlie Kloss y otras 'it girls', Derek Blasberg, la mujer de Justin Bieber ha abierto su corazón y da una pequeña lección de humildad y autoconfianza que a todas nos puede venir muy bien.

La aspirante a bailarina cambió el rumbo de su carrera y quiso probar suerte en el mundo de la moda. Intentó estar entre las filas de las modelos que pisan las pasarelas en el circuito internacional. Y en algunas ocasiones lo logró. Ha desfilado para importantes firmas como Versace o Tommy Hilfiger, pero también ha tenido que escuchar negativas y duras críticas de los directores de cásting, que por su 1,71 metros de estatura (que no está nada mal) le decían que no parecía una modelo real.

Así que cayó en el error de compararse con sus amigas Kendall Jenner y Gigi Hadid, que se estaban prácticamente en todas las semanas de la moda... Y se sintió inferior.

Respirar y reinventarse

A pesar de las decepciones, aceptó que si seguía intentando que su carrera solo fuera sobre las tablas, iba a ser infeliz. Y se centró en la moda comercial, al igual que su prima Ireland Baldwin.

Ella misma reconoce que en las fotos no se ve nada 'bajita' y que esta faceta le ha devuelto la confianza. Desde entonces la hemos visto protagonizar sin descanso campañas para grandes marcas y producciones para las revistas más prestigiosas.

Aplaudimos que no se quedara en ese sentimiento negativo, y que tuviera la capadidad de readaptarse y siguiera intentando cumplir su sueño.