Las hermanas Hadid asisten a la boda de Marc Jacobs con dos trajes ideales.

Bella y Gigi Hadid, de la mano en la boda de Marc Jacobs y Char DeFrancesco. | Gtres

Las Hadid demuestran una vez más por qué son las hermanas con más estilo

En la boda de Marc Jacobs y Char DeFrancesco.

08/04/2019 08:30 STILO.ES

  • close

Que tiemblen Mary Kate y Ashley Olsen porque parece que les han salido unas duras rivales en lo que a estilo se refiere: las Hadid. Vale que Gigi y Bella no son gemelas como las Olsen, pero en los últimos años se han convertido en dos de los nombres más solicitados del mundo de la moda tanto dentro como fuera de las pasarelas. 

Y una buena muestra de por qué convierten en oro todo lo que tocan la dieron en la boda de Marc Jacobs y Char DeFrancesco. Después de una pedida por todo lo alto con 'flashmob' incluido, el conocido diseñador le daba el "sí, quiero" al que ha sido su novio durante los últimos 20 años en Nueva York y hasta allí se desplazaron las modelos para asistir al enlace. 

Ambas de traje, Bella se decantó por un dos piezas azul marino que acompañó de un corpiño color negro y una alta y larga coleta extralisa; mientras que Gigi arriesgó con un modelo de cuadros en verde oliva bajo el que lució un top brillante de cuello alto y que completó con un bolso animal print amarillo y un sombrero de ala ancha que supuso el broche de oro definitivo.

Gigi Hadid con traje verde y sombrero en la boda de Marc Jacobs. | Gtres

Pero Gigi y Bella no fueron las únicas que deslumbraron a su llegada a la ceremonia. La boda del que es uno de los nombres más reputados de la industria de la moda reunió también a grandes tops de los 90 como Kate Moss, quien estuvo acompañada de su hija Lila, Naomi Campbell y Christy Turlington, entre otras.

Tampoco faltaron actrices como Chloé Sevigny, cantantes como Rita Ora o modelos como la siempre sexy Emily Ratajkowki con un vestido de seda amarillo y sandalias Minny doradas de Jimmy Choo, o Kaia Gerber, quien escogió un traje masculino que acertó al llevar con un crop top de color negro. Todas ellas disfrutaron de una divertida recepción que tuvo lugar en un restaurante de Manhattan llamado The Grill, al que los novios llegaron vestidos de color verde con dos trajes muy diferentes subidos en un exclusivo Rolls-Royce vintage, y que terminó con una gran fiesta a altas horas de la madrugada.

GTRES