Fue secuestrada y violada: Duffy escribe una carta para salir de la oscuridad

Duffy

La carta con la que Duffy quiere ayudarnos a salir de la oscuridad

La cantante ha publicado los detalles de su secuestro y su vida después de esa terrible experiencia.

07/04/2020 12:26 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

Con todo prácticamente paralizado por el Coronavirus, se ha hecho pública la historia de la cantante Duffy, una traumática experiencia que nos recuerda que el mundo sigue girando... Y que así tiene que ser. 

Fue en febrero cuando conocimos la noticia de que la británica, a quien en su momento más álgido se comparó con Amy Winehouse o Adele, había sido secuestrada durante un mes, tiempo en el que fue drogada, violada y amenzada de muerte

Su historia es sobrecogerdora, y la cantante, tras pasar más de diez años en el anonimato, se ha llenado de fuerza para sacarlo a la luz, y acaba de publicar una carta contando más detalles de ese episodio que la ha marcado para siempre.

Con esta decisión, que le ha llevado mucho tiempo tomar según ella misma cuenta, quiere ayudar a otras personas que hayan pasado por un caso parecido y animar a quienes lo están pasando mal ahora.

"Solo puedo esperar que mis palabras sirvan como una distracción momentánea o tal vez como un consuelo de que uno puede salir de la oscuridad."

La carta de Duffy

Publicada a través de una página web, la intérprete de 'Mercy' reconoce que ha recibido ayuda psicológica sin la que no se hubiera atrevido a seguir, y ha descartado otras opciones como cambiar de identidad y empezar una nueva vida anónima en otro país.

A lo largo de estos años se ha mudado hasta cinco veces de casa y ha evitado incluso a sus personas más allegadas, pero sentía que seguir ocultando lo que vivió le hacía sentirse aún peor. Y vivir alejada de la música... que para ella es la mejor terapia, "aunque no va de esto" como ella ha querido aclarar. 

Las siete páginas que ocupan su relato son una liberación de la agonía que lleva dentro.

Fue un 23 de junio, día de su cumpleaños, cuando tras ser drogada en el restaurante donde lo estaba celebrando, un hombre (a quien no ha querido identificar) se la llevó contra su voluntad a un país extranjero, del que tampoco ha querido dar datos. Allí, fue llevada a un hotel, donde fue violada. 

Después de eso, volvieron a Inglaterra y estuvo varias semanas retenida en su propia casa. Apenas recuerda lo que sucedió a trozos, ya que su agresor la mantuvo drogada todo ese tiempo. 

Volvieron a volar a extranjero durante unos días, y a la vuelta consiguió huir, pues durante el viaje no la volvió a drogar. Ella imagina que fue debido a que le hubieran detectado la sustancia en los controles. 

Pero no acudió a la policía. Tenía miedo de que su agresor cumpliera su promesa de matarla, y de la repercusión mediática que podía haber si se conocía su historia. 

Hubo un par de incidentes al margen de aquello, como un intento de asalto por parte de tres hombres a su casa, que la hicieron hablar con la policía, hasta que por fin coincidió con dos mujeres policías, y por fin denunció su historia completa

Y ahí empezó su recuperación, un camino personal duro, que la ha llevado de vuelta a su Gales natal, a reconstruir su vida y a sí misma. Como también la han reconfortado los miles de mensajes que ha recibido de aliento, de compartir vivencias, que no se esperaba y que la están ayudando mucho. 

¿Por qué ahora?

Ella no pensó tan pronto entrar en detalle sobre lo que vivió desde que lo anunció a través de su Instagram, pero ha creído que ya estaba lista. Compartir el aislamiento al que se ha autosometido durante tanto tiempo la ha llevado también a lanzar un mensaje de ánimo sobre este aspecto

"el aislamiento es un pequeño precio a pagar por salvar vidas, por lo tanto, debemos ser fuertes frente a eso."

Ha afrontado su miedo a no poder rehacer su vida, a tener una pareja y una familia a causa de este trauma, o a que si intentaba volver a la música no pudiera hacer frente a preguntas sobre qué le pasó durante este tiempo y por qué desapareció...

Y por fin se ha liberado, con la esperanza de volver a ser ella misma algún día, y consciente, por el momento que nos está tocando vivir ahora, de saber "apreciar verdaderamente el regalo de la vida, el regalo del amor y los valores que importan más".

De su carta puedes sacar muchas reflexiones personales, como por ejemplo si de verdad quienes le dijeron que nadie la querría por ser violada creen que eso puede ocurrir de verdad... Esta carta puede cambiar muchas cosas... Estamos contigo, Duffy.

"Te estoy diciendo todo esto para sacar mis heridas a la luz donde la oscuridad ya no puede retenerme. "