Cinco detalles de la boda real que nos hicieron morir de amor

Steve Parsons / GTRES

Cinco detalles de la boda real que nos hicieron morir de amor

¡Que vivan los novios!

20/05/2018 17:36 PAULA CALLEJO | STILO.ES

  • close

Han pasado apenas 24 horas desde la boda real y todavía seguimos en una nube. El enlace entre el Príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle ha sido todo lo que podíamos esperar, el tándem perfecto entre el estricto protocolo inglés y el glamour que aporta una actriz de Hollywood. 

Estamos seguras de que esta unión va a dar mucho que hablar y va a marcar tendencias nupciales como ya hicieron anteriormente la del Príncipe Guillermo y Kate Middleton o la de su padre, el Príncipe Carlos y Diana de Gales. De momento, vamos repasando detalles que ayer, quizás por la emoción del momento, no analizamos con la atención que se merecen.

1. El ramo de Meghan. Al contrario que su suegra, ella optó por un bouquet discreto y pequeño, pero cargado de significado. Sabíamos que una de las flores protagonistas iba a ser la del 'Nomeolvides', la favorita de Lady Di, pero no esperábamos que fuera el novio el que las cortara personalmente.

Se ha desvelado que la misma mañana de la boda, Harry las cogió del jardín del Castillo de Windsor y se las entregó a la florista para que formara el arreglo que la actriz lució, lo que nos parece algo tan sorprendente como tierno.

Brian Lawless / GTRES

2. La reacción de príncipe al ver aparecer a su futura esposa. Fue tan espontánea y dulce que parecía sacada de la película más romántica de la historia. "Estás increíble. Soy tan afortunado" le susurra cuando llega la novia al altar.

3. El cambio de VESTIDAZO de la novia. Vale, no es un detalle en sí, pero nos encanta lo inteligente que fue Meghan al escoger un vestido sobrio, elegante y totalmente acertado para la iglesia que, sin duda, envejecerá muy bien, algo importante para bodas que van a recordarse durante tanto tiempo. Y decimos que fue inteligente porque cuando todas estábamos alabando lo bonito que era su vestido, va y nos sorprende con un segundo más impresionante aún

Escote halter, brazos y espalda descubiertos -algo impensable para la celebración religiosa- y el toque justo de sensualidad y estilo tan característico de la actriz reconvertida en duquesa fueron los protagonistas del diseño de Stella McCartney que escogió Meghan para la recepción por la tarde. Harry también cambió su uniforme militar por un smoking negro, camisa blanca y pajarita.

Steve Parsons / GTRES

4. El anillo que lució la novia tras su cambio de vestuario y con el que saludó a los presentes al montarse en el coche para ir del Castillo de Windsor a la recepción celebrada en Frogmore House también contaba mucho más de lo que parecía. No solo cumplía con la tradición de llevar algo azul y algo prestado a la vez, sino que también recordaba a la querida Lady Di, a quién perteneció la joya.

Steve Parsons / GTRES

5. Y, por último, la matrícula de este coche es 190518, es decir, 19 de mayo de 2018, la fecha del que a partir de ahora será su aniversario, lo que nos parece totalmente adorable.

Steve Parsons / GTRES