Blake Lively está en Madrid... pero es casi imposible que la reconozcas

EDUARDO MUNOZ / GTRES

Blake Lively está en Madrid... pero es casi imposible que la reconozcas

La actriz se encuentra en el rodaje de su nuevo proyecto. 

26/06/2018 09:00 Stilo.es

  • close

Sí, has leído bien el titular. Blake Lively se encuentra en Madrid. Pero va a ser muy improbable que coincidas con ella e incluso, de ser así, puede que ni siquiera la reconozcas.

La actriz ha viajado hasta la capital de nuestro país con motivo del rodaje de 'The Rythm Section', película en la que interpreta a una prostituta adicta a la heroína que busca averiguar qué ocurrió tras el accidente de avión en el que murió toda su familia. Una cinta que comenzó a grabar el año pasado pero que tuvo que posponerse debido a una lesión sufrida por la intérprete que la obligó a estar en reposo unos meses. 

Ahora totalmente recuperada, Blake ha retomado este proyecto profesional que tras Madrid le llevará a Cádiz y Almería, y en el que hemos podido verla como nunca antes lo habíamos hecho. 

 

WILD THING #TheRhythmSectionMovie @blakelively

Una publicación compartida de R E E D MORANO, A.S.C. (@reedmorano) el

Adiós a su larga melena rubia, hola a un corte de pelo pixie teñido de negro. Pero que nadie se asuste porque este cambio de look no es más que algo momentáneo por exigencias del guión fruto de una lograda peluca a la que ha tenido que habituarse. 

Lo curioso es que no es el único a juzgar por las últimas imágenes que se han podido ver en las redes sociales gracias a quienes ha pillado a la que fuera Serena Van der Woodsen por las calles de Madrid. En las últimas fotografías se aprecia una media melena pelirroja con recogida y con flequillo recto, una nueva identidad que resulta igual de favorecedora que las anteriores. 

Y como no hay dos sin tres, Blake ha lucido también una corte 'shaggy' con un rubio similar a su tono de pelo natural con el que daba un aspecto más desaliñado pero ante el que tampoco somos capaces de poner un pero. 

Está claro que nadie le gana a camaleónica.