¿Vientre plano en agosto? Sí

¿Vientre plano en agosto? Sí

7 trucos para mantener el vientre hinchado en su sitio en pleno agosto (y en plenas vacaciones).

02/08/2016 12:52 Marta Moreno

  • close

Todas sabemos que no es lo mismo tener un michelín que tener el vientre inflado. A menudo, la mala alimentación, el estrés o el poco descanso típico de las vacaciones de verano hacen que nuestro vientre sufra una hinchazón poco estética.

Afortunadamente, hay algunos trucos que puedes llevar a cabo para estar a punto en pleno mes de agosto (sí, aún después de todos los excesos de las vacaciones).

Y tranquila, no te vamos a aconsejar que te mates a hacer ejercicio. Trucos de alimentación o incluso visuales (que engañen un poquito al personal) para vernos perfectas en la playa.

1. Debes tener claro que alimentos como los chicles, las bebidas con gas, los paltos fritos, el brócoli o las coles de Bruselas, son propensos a dar gases.

2. Por el contrario, existen alimentos que nos ayudarán a conseguir un vientre plano exprés. Los lácteos sin lactosa, el té negro (que regula los niveles de cortisol), el chocolate negro o lo espárragos por su poder diurético.

3. Además, un estudio de Northwestern Medicine asegura que las personas que se levantan en torno a las 11 de la mañana, habitualmente comen durante el día más cantidad de comida rápida, unas 250 calorías más que las que madrugan y la mitad de frutas y verduras.

4. También existe el truco visual. Si elijes prendas de ropa que potencien otras partes del cuerpo, disimularás el efecto vientre hinchado. Estamos hablando de potenciar la zona de los hombros o las piernas (con pantalones pitillo o faldas).

5. Guíate por los colores (y no a la hora de vestir). Una norma básica: cuánto más llamativo sea el color de una fruta o un vegetal, más posibilidades tiene de ayudarnos a eliminar toxinas y deshinchar.

6. Atiende a tu postura. Mantener la espalda recta ayuda a contrarrestar el efecto michelín y te ayudará con la hinchazón.

7. No tengas prisa por acabar de comer. Tomarte tu tiempo en cada bocado, es indispensable para tener un vientre perfecto durante todo el día y hacer bien la digestión.