Cinco trucos para adelantarte a la resaca de Reyes

Antes de salir a brindar, traza tu estrategia anti-resaca | Alexandra Pereira / INSTAGRAM

Cinco trucos para adelantarte a la resaca de Reyes

La falta de costumbre de salir y trasnochar puede hacer que tu ‘día después’ sea mortal, allá van algunos consejos

05/01/2022 09:00 MAMEN INFANTE

  • close

No es que esté el momento actual para grandes fiestas pero si has conseguido esquivar a Ómicron y tus amigos también y tenéis previsto, test de antígenos mediante, quedar a brindar esta noche, pongamos las cartas sobre la mesa: Llevamos mucho tiempo sin salir demasiado, la edad no perdona y ahora mismo un cóctel de más puede agujerear nuestro cráneo y estómago durante días. Así que pon mucha atención porque existen remedios para paliar la resaca pero también precauciones que puedes tomar para no llegar a ese momento me-quiero-desatornillar-la-cabeza-solo-pienso-en-vomitar, más allá de no probar el alcohol, claro está.

RESACA POST-NAVIDEÑA AL ACECHO

Dolor de cabeza, estómago 'del revés', nauseas, sensación de mareo y falta total de energía… además de mucha sed. Estas son algunos de los síntomas más comunes cuando uno se pasa de brindar. Cuando se pasa mucho, mucho también puede llegar a sentir sudor frío, temblores y el pulso disparado. Mucho ojo. Cuando estés planeando la salida, planéalo todo. Maquillaje, peinado especial, manicura de celebrity, tacones… y estrategia pre-brindis. Por supuesto, el primer paso de esta estrategia es beber con moderación. Allá van el resto:

Puedes comprar en la farmacia o el herbolario cápsulas a base de extracto de alcachofa, cardo mariano, etc. (ellos te sabrán aconsejar) porque son buenos protectores hepáticos. Consulta cómo tomarlos. También tienes la opción de tomar un comprimido de vitaminas del grupo B (B3 y B6) y algunos aminoácidos (cistina y metionina), para potenciar la detoxificación hepática.

Además, antes de salir ten en cuenta cuatro cosas:

1. No beber jamás con el estómago vacío. Cuanto más lleno está, más tarda el alcohol en llegar a la sangre.

2. Tómate una cucharada de aceite de oliva antes de salir para que haga una película protectora en la pared del estómago.

3. Recuerda la pauta: Una copa, un vaso de agua. Por dos motivos: porque el agua diluye el alcohol y por la deshidratación celular que produce el alcohol.

4. No mezcles alcoholes de alta graduación con bebidas azucaradas. El hígado, al metabolizar el azúcar de la bebida, ralentiza la metabolización del alcohol, y este perdura más en sangre. O sea, la borrachera es peor y la resaca más larga.

AL DÍA SIGUIENTE, NADA DE McAUTO

Aunque te levantes del revés, intenta hacer un buen desayuno: un licuado de fruta te sentará bien, para empezar. Olvídate del café (que, al contrario de lo que se cree, no acelera la metabolización del alcohol) y nada de atizarte un ibuprofeno. Los medicamentos también tienen que ser metabolizados por el hígado, ya bastante dañado por el alcohol.

Recuerda que, si tomas alcohol al día siguiente, aunque sea una caña del aperitivo, alargarás el estado de intoxicación y solo retrasarás lo inevitable. En algún momento tienes que desalojar las toxinas de la borrachera. Cuanto antes, mejor.

El mejor remedio efecto flash: una ducha, un par de vasos de agua y un masaje en las sienes con aceites esenciales. Por ejemplo, con un roll-on de menta.

Los nutricionistas advierten: con resaca, lo peor que puedes hacer es recurrir a la comida basura. Carlos Ríos, impulsor del movimiento Realfooding en España, de hecho, sostiene que el mejor antídoto para la resaca es el gazpacho por su contenido en antioxidantes y agua. Algo más elaborado es el consejo de otros nutricionistas, que se inclinan por recomendar consumir alimentos ricos en vitamina B6, B1 como cereales y granos; otros de contenido graso y proteico, como lácteos, carnes y huevos, así como los que son ricos en fructosa como frutas sólidas (sobre todo plátanos) o jugos de frutas variadas, ya que ayudan a disminuir las náuseas. A lo que se debe sumar beber abundante líquido por la deshidratación celular producida por el alcohol.