Los trucos de belleza y vida sana de la presentadora Nuria Roca

Nuria Roca, a los cincuenta años, confiesa maquillarse cada vez menos | D.R.

Cómo se cuida la presentadora Nuria Roca

“Duermo todo lo que puedo y bebo mucha agua pero, sobre todo, me pongo crema por la noche, por la mañana, a mediodía y a media tarde”

23/09/2022 10:06 MAMEN INFANTE

  • close

Es miércoles por la mañana y he venido a un plató en el centro de Madrid donde se están haciendo las fotos nuevas para la campaña de Aquaservice, la empresa española líder en distribución de agua con dispensador y marca referente en economía circular, servicio del que Nuria Roca es embajadora desde hace años.

Como la marca se dedica a mandarte periódicamente dispensadores de agua a casa (o a la oficina o negocio) y, sabiendo por experiencia propia que en las entrevistas Nuria no escatima en sentido del humor, entro en el set blandiendo la pregunta que, tras cientos de cuestionarios de belleza a modelos, estoy deseando hacer:

-STILO: ¿Es beber mucha agua y dormir ocho horas tu mejor secreto de belleza?

-NURIA ROCA: (Ja, ja, ja, ja) Sí, es lo primero que pensaba decirte. ¡Bebo muchísima agua! Aunque lo de dormir ocho horas… Digamos que lo intento, sin conseguirlo.

Una vez roto el hielo -y hecha la broma sobre lo que, durante muchos años, nos respondían las modelos que no querían mojarse con productos de belleza y marcas variadas-, compruebo que Nuria sí es de las que se mojan.

A lo largo del ratito que pasemos hablamos de belleza y vida sana me contará su obsesión con ponerse mil cremas, su ruta vital por toda dieta inventada y por inventar y sus nuevos propósitos de cara al nuevo curso. Allá vamos:

-S: ¿Beber mucha agua nos sienta tan bien?

-N.R.: A mí, sí. Además me obligo a hacerlo porque realmente noto los beneficios. Es muy importante mantenerse hidratada durante todo el día.

-S: Otro tópico que nos chifla: Al despertar, ¿un vaso de agua con limón?

-N.R.: Sin limón. Pero, eso sí, de agua templada. Voy a mi dispensador, lleno tres cuartos con agua fría y, después, un chorro de caliente. Me sienta súper bien, mucho mejor que totalmente fría.

-S: ¿Cuál es el desayuno ideal para empezar bien el día?

-N.R.: En general no desayuno porque me levanto sin hambre. Pero sí tomo un café solo sin azúcar y una infusión détox que preparo con el agua caliente de Aquaservice. Me gusta porque sale justo a la temperatura que me gusta.

-S: Beber agua es bueno para la función intestinal, algo que redunda en la belleza facial, pero no hidrata la piel ‘per se’. ¿Cuál es tu rutina hidratante diaria?

-N.R: Antes de nada, limpiar bien la piel. Con la edad he aprendido que lo más importante para una piel sana y bonita (preparada para ponerle mil cremas) es no ser perezosa y desmaquillarte bien todas las noches. La cara con la que te levantas no tiene nada que ver…

Dicho esto: me pongo crema por la noche, por la mañana, a mediodía y a media tarde. Me lo pongo todo. Tengo mis imprescindibles (serum, crema y contorno de ojos) y, cuando tengo tiempo, me entretengo… ¡Lo cual se nota y mucho! Una ampolla, una mascarilla, un masaje, todo eso la piel lo agradece muchísimo.

-S: El mejor truco de belleza para llegar así a los 50 es:

-N.R: Agua fría en la cara nada más despertar y cuidarse la piel tanto que no haga falta maquillarse mucho. Cuando llevas mucho maquillaje no se sabe si tienes la piel bien o mal y yo quiero que se sepa que me cuido, que me lo pongo todo, que me esfuerzo, ¡Que le dedico horas! (risas).

-S: Tu kit de cosmética es infinito pero el de maquillaje será minimalista, entonces

-N.R: Cada vez me maquillo menos. Mi lema en la madurez es: “Menos es suficiente”. Unas pestañas postizas, corrector de ojeras, una crema con algo de color, el colorete más espectacular y peinar bien las cejas. ¡Ah! Y un lápiz que tape las canas de las cejas, que alguna ya empieza a asomar…

-S: ¿Cuál es tu propósito para una vida más sana en el nuevo curso?

-N.R: Son dos: Volver a hacer ejercicio (que el año pasado ni me moví) y llevar una alimentación saludable. Como me encanta comer y cuando salgo me pongo como El Kiko, procuro hacer después 15 ó 16 horas sin comer, siguiendo las pautas del ayuno intermitente. Lo que mejor me funciona es no cenar. Además, estoy saliendo a andar y a correr suave, aunque sin constancia. Ese es mi propósito: conseguir tener una rutina fija.

-S: ¿Te acompaña en tus propósitos El Polémico Juan Del Val?

-N.R: Él es muy presumido, sobre todo con la ropa, pero pasa de cremas o dietas, no como yo que lo pruebo todo. Ahora ha retomado el deporte porque, tras el tercer iroman se quedó  agotado, y en dos días está fit, fit. Ahora bien, como dice él: ¿Qué es eso de “las parejas que hacen deporte juntas”? Uy, no, no, fatal. Cada uno por su lado.