El truco para desmaquillarse de Aitana Ocaña que vamos a copiarle desde ya

Aitana Ocaña con mono vaquero en la campaña de Stradivarius. | D.R.

El truco para desmaquillarse de Aitana Ocaña que vamos a copiarle desde ya

Para esos días en los que necesitas una ayuda extra.

18/03/2019 08:10 STILO.ES

  • close

Una de las mejores cosas que tienen los stories de Instagram es que muchas celebrities se atreven a contar detalles en ellos que antes era imposible conocer, y muchos de ellos son consejos superútiles, como es el caso del que nos ha regalado Aitana Ocaña.

La cantante ha compartido con todos sus seguidores una forma muy eficaz para quitar la purpurina de la piel, que no es cualquier cosa como bien sabrás si alguna vez la has llevado, aunque sea en la ropa. ¡Se pega como una lapa y no hay forma de deshacerse de ella!

Por eso estamos como locas viendo el truco tan sencillo que nos ha dado la catalana y que de verdad funciona: usar celo.

Aitana ha compartido el truco de utilizar celo para quitar la purpurina de la piel de la cara | Instagram

Sabíamos, como cualquier persona, que el celo es una herramienta maravillosa que conviene tener siempre cerca porque nunca sabes cuando lo vas a necesitar, pero lo que no nos imaginábamos es que también servía como producto desmaquillante, pero si lo dice la artista después de habérselo visto a un profesional como su estilista no dudamos ni lo más mínimo en hacerle caso y probarlo el próximo día que nos animemos a llenar de brillo nuestro rostro.

No sería el primer tip surrealista de belleza que nos dan las celebrities y funciona. Acuérdate, por ejemplo, del día en el que Sara Carbonero nos sorprendió a todas cuando en sus stories detalló como eliminaba con Fairy el exceso de aceite en el pelo. Sí, sí, has leído bien, la periodista se lava el pelo con este detergente después de esas sesiones de fotos que requieren un pelo embadurnado de aceite. 

Celo y Fairy, quién nos iba a decir que las famosas recurren a este tipo de productos que cualquier persona tiene al alcance de su mano en casa. Solo nos queda darles las gracias a ambas porque nos ahorran mucho tiempo, además de la desesperación que te genera algo cuando no consigues arreglarlo.