Tres cremas de verdura para mantener la gripe a raya

D.R.

Tres cremas de verdura para mantener la gripe a raya

Mejor prevenir que curar.

06/11/2017 12:55 Rocío Robledo

  • close

La llegada del otoño supone, además del obvio cambio de estación, la vuelta a las obligaciones y la rutina, la bajada de las temperaturas y algún que otro catarro. Por eso, consumir productos que nos ayuden a fortalecer el sistema inmune, sin añadir calorías ni grasas extra, es una de las mejores costumbres que puedes adoptar para mejorar tu salud durante estos meses que ya tenemos encima.La bajada de las temperaturas provoca un cambio en nuestros hábitos y rutinas diarias, y por supuesto, también varía nuestros gustos culinarios. Los platos de cuchara se abren paso entre las ensaladas y sopas frías y es que en esta temporada de otoño, las cremas calentitas de hortalizas, verduras o legumbres son las recetas más apetecibles y saludables.

Las sopas frías, que durante el verano nos dan la posibilidad de alimentarnos e hidratarnos al tiempo que no aumentan nuestro calor corporal, se transforman ahora en cremas tibias o ligeramente calientes, algo más consistentes, pero igualmente ricas y sanas. Estas cremas preparadas con verduras, hortalizas y legumbres de temporada nos aportarán un chute extra de las vitaminas esenciales para que nuestro organismo pueda repeler las gripes y los resfriados.

En el gastrobar madrileño Bendita Locura Coffee Dreams lo saben bien, por ello preparan a diario cremas calentitas con productos frescos, con las que nos reconfortan mientras le dan una alegría a nuestro paladar.Algunas de las más recomendables para este tiempo son:

  • Crema de remolacha. La remolacha posee un alto contenido en vitamina C (esencial para el sistema inmune), fibra y minerales como el potasio (protege los nervios y los músculos) y el manganeso (que es bueno para fortalecer los huesos y mejorar el funcionamiento del hígado, los riñones y el páncreas).

  • Crema de champiñones y setas. Las setas son ricas en selenio, un gran antioxidante que previene el envejecimiento celular producido por los radicales libres. Su riqueza en cobre ayuda al sistema inmunológico, cardiovascular y nervioso.

  • Crema de coliflor y brócoli. Las verduras crucíferas, familia a la que pertenecen también la col o los nabos, contienen cantidades importantes de betacarotenos, vitamina K y minerales como el zinc y el selenio. Su fama como alimentos anti-cáncer se debe a un antioxidante: el glucosilonato, que es además el que le confiere ese sabor tan especial.