Qué ácido hialurónico queda más natural para rellenar los labios

La modelo e instagrammer Marta López Álamo ha retocado sus labios en varias ocasiones | GTRES

No todos los rellenos de labios quedan naturales y te vamos a contar por qué

Los mejores médicos estéticos explican que el ácido hialurónico en labios necesita de una aguja experta (y discreta) para que el resultado sea el esperado y por qué a veces queda demasiado artificial

13/12/2021 12:24 Mamen Infante

  • close

Podría considerarse una cuestión de gustos; cada uno debe hacerse los retoques que mejor le parezcan, buscando el aspecto que se adapte a sus expectativas y disfrutar del cambio frente al espejo. Sin embargo, si se busca (con una inyección de ácido hialurónico) aumentar el volumen de los labios con naturalidad, entonces no vale todo.

A las españolas, el concepto 'que no se note' nos ha movido durante años, tanto en quirófano como sobre la camilla del médico estético. Pero, de un tiempo a esta parte, sobre todo en cuestiones de levantar cejas y potenciar boca, la naturalidad ha pasado a un segundo plano, buscándose efectos llamativos en pro de una mayor sensualidad (y parecerse a ciertas 'celebs', también hay que decirlo).

Para aquellas y aquellos que todavía quieran una proyección de sus labios, que les haga sentir mejor pero sin grandes cambios -ni errores-, existen posibilidades, siempre en manos de buenos médicos estéticos. La Dra. Gema Pérez Sevilla, con más de veinte años de experiencia y su propia clínica en Príncipe de Vergara 73, Madrid, nos cuenta las claves para que un relleno de labios quede bonito.

8 RAZONES POR LAS QUE UN RELLENO DE LABIOS QUEDA ARTIFICIAL

“Aunque las técnicas y los productos que se emplean actualmente permiten, en general, conseguir resultados naturales y armónicos, en ocasiones no es así”, apunta la Dra. Sevilla, que cita las ocho razones por las que los rellenos de labios no quedan perfectos:

1. Las proporciones entre el labio superior y el inferior están alteradas (el superior debe ser siempre 4/5 del inferior).

2. Hay un realce no adecuado del primer tercio medio del labio, que proyecta hacia abajo.

3. Se ha hecho un perfilado demasiado grueso que hace perder la elegancia del labio.

4. Se ha perfilado el arco de Cupido demasiado ancho, lo que da al labio un aspecto plano.

5. Existe un exceso de producto de relleno que produce ‘bolitas’ que se hacen más evidentes al sonreír.

6. Se ha elegido mal el relleno porque, anatómicamente, no es favorable para realizar un aumento.

7. Se ha usado un producto demasiado denso que, aunque esté inyectado en cantidad adecuada, empuja las glándulas salivares del propio labio y hace que también se vean ‘bolitas’.

8. Se ha puesto un exceso de producto en el labio rojo que, al no tener espacio suficiente, migra hacia el labio blanco, engrosándolo y provocando artificialidad.