¡Qué locura de manicura!

Foto: Instagram | BuzzFeed | Youcamapps

¡Qué locura de manicura!

Uñas de pelo: ¿tendencia u horterada? Son el último grito en manicura y se conocen comofurry nails. ¿Te atreves con ellas?

07/02/2017 16:33 Rocío Robledo

  • close

El mundo delnails artes enorme y en élpodemos encontrar miles de estilos y modelospara adornar nuestras uñas. Desde los más sencillos y versátiles hasta los más elaborados y extravagantes. Y es que la imaginación puede ser tan grande que a veces se nos ocurren cosas casi imposibles, comola última tendencia que ha entrado fuerte este invierno: las uñas con pelo ofurry nails, dondeel peluche se convierte en elprotagonistade nuestras manos.

Seguramente te preguntescómo puede ser tendencia algo que visualmente no es nada atractivo,pero cierto es que, cada vez, son más las chicas que se atreven con este estilo tan…diferente.

Quizá sea para ir más abrigado o para destacar entre la multitud, pero lo cierto es que son unas uñas súper raras. Entre lasfurry nailspodemos encontrar desde las más peludas hasta las cortitas con pequeños motivos de peluche.

La técnica utilizadapara crear este tipo denail artes muy diversa. Las hay de las quese va pegando el peloa pequeños mechoncitos hasta las que directamente pegas un gran trozo de peluche en toda la base de la uña. Debemos saber que, para que luzcan con el efecto deseado, primero nuestra uña debe estar bien limada y preparada, después debemosprotegerla con una base de esmaltey cuidado de cutículas y, por último, utilizarproductos especiales para uñasque adhieran a la base la pequeña porción de peluche.

Para evitarnos disgustos es mejor que si vamos a probar por primera vez, nos pongamos en manos de profesionales ya que si lo hacemos por nuestra cuenta y riesgo, podemos acabar con las manos del estilo de ''El Grinch''.

¿Qué te parecen? A nosotras no nos resultan muy cómodas y mucho menos prácticas pero, como en todo, hay algunas que quedan bastante originales. ¿Te atreves con lasfurry nails?

(Apunta estas para San Valentín, que quedan monísimas)