Los mejores cepillos-secador para mujeres que no saben peinarse y quieren un acabado de peluquería

¿Habrá llegado tu momento de salir bien peinada de casa? El cepillo secador puede ser tu salvación | ISTOCK

Los mejores cepillos-secador conseguirán que, ¡por fin!, aprendas a peinarte

No tires la toalla, son muy fáciles de usar y hacen el trabajo por ti, solo tienes que dar con el más adecuado a tu pelo, te decimos entre cuales elegir

02/03/2022 20:59 MAMEN INFANTE

  • close

Este es el 'gadget' o herramienta capilar que necesita toda torpe frente al espejo. No nos engañemos, a la mayoría se nos hace un mundo el momento secador en una mano, cepillo de rulo en otra y venga giro de muñeca con el brazo en alto. Normal.

Las peluqueras pasan años hasta que dominan la técnica del 'brushing' y nosotras no vamos a ser más que ellas. Lo habitual es que el peinado casero termine en desastre. Hasta hoy. Porque, amiga, no sé si sabes que el mercado ha empezado a llenarse de cepillos-secador, o lo que es lo mismo, una combinación de secador, rizador y cepillo de pelo.

QUÉ ES UN CEPILLO SECADOR

Normalmente lo llamamos así, cepillo-secador y es importante que no lo confundas con los cepillos térmicos porque no tiene nada que ver. Un cepillo secador es, como su nombre indica, un artefacto que lanza aire como si fuera un secador de pelo pero que tiene la forma de un cepillo de rulo, el ideal para conseguir volumen en la raíz, la punta dominada y cierto tipo de onda suave.

El cepillo secador suele traer accesorios, como cabezales en forma de cepillo de rulo de diferentes diámetros y otros accesorios que ayudan al peinado, como levanta raíces, accesorios de alisado, etc. Los que no traen accesorios es porque están pensados para cabelleras muy concretas, por ejemplo, melenas muy abundantes que solo quieren quitar un poco de 'frizz' en tiempo récord y sin recurrir al alisado 'lamido' que hace a veces la plancha de pelo.

Lo que más nos gusta de este tipo de cepillos secador es que su aire caliente no es tan agresivo como el de los secadores convencionales (que se recomienda usarlos a 10 ó 15 centímetros de separación del cuero cabelludo y la fibra) y, por ello, pueden acercarse a la raíz para conseguir mayor volumen y dejarlos en un mechón para crear una onda o alisar correctamente.

LOS MEJORES CEPILLOS SECADOR

Para saber cuál te conviene, párate a pensar primero: ¿cómo es mi pelo y cómo quiero peinarme?

1. Si tu cabello es fino, fíjate en que tenga, sí o sí, control de temperatura, porque te hará falta ajustarla.

2. Si llevas un estilo de peinado con pelo corto, cómprate un cepillo secador que entre sus accesorios incluya un cepillo de diámetro pequeño porque con uno ancho no vas a poder enganchar los mechones.

3. Si tu pelo es muy grueso o muy largo, te gustará tener uno de rulo ancho porque podrás tomar más cantidad de pelo en cada pasada.

QUÉ BUSCAR EN UN CEPILLO SECADOR:

- Es importante que el cordón gire 360 grados para que sea más cómodo y flexible y puedas llevarlo a cualquier zona de tu cabeza sin problema.

- Viene bien si el revestimiento del rulo es de cerámica, porque esto hace que el calor no se concentre en un punto como ocurre con los acabados metálicos.

- Casi todos cuentan en su corriente de aire con liberación de iones negativos, lo que beneficia a un cabello que tiende a encresparse.

- Elígelo con control de temperatura. Recuerda que el calor directo excesivo es una de las cosas que más deteriora la fibra y, por supuesto, si lo usas con mucha frecuencia, usa un protector térmico.

Ahora que ya tienes claro para qué sirve un cepillo secador, elige cuál te comprarás en la selección que hemos hecho para ti:

Stilo participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Stilo recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Stilo puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.