Este es el manual definitivo para conseguir unas pestañas de cine

Lucy Boynton suele lucir unas pestañas de muñeca que nos encantan. | GETTY

Este es el manual definitivo para conseguir unas pestañas de cine

Solo unos pasos te separan de conseguir las pestañas largas y tupidas por las que todas suspiramos.

21/10/2019 17:06 ROSANA CABRERA | STILO.ES

  • close

Que el mundo se pare cada vez que hagas una caidita de pestañas es un hecho si sigues nuestros consejos.

A menudo soñamos con las pestañas de muñeca que lucen las actrices en el cine, pero antes de recurrir a unas postizas, o a otras técnicas como las extensiones de pestañas (de las que somos muy fans), te vamos a contar unos trucos que te van a ayudar a alcanzar tu objetivo cada día, también si usas gafas.

Préparate para provocar huracanes cada vez que parpadees...

1. Mimos y tratamientos

Seguramente habrás oído una y mil veces que la zona de los ojos es muy delicada, y si no, te lo decimos ahora nosotras. Aunque a veces cuesta, no debes frotártelos con fuerza, y debes poner cuidado a la hora de desmaquillarte, por ejemplo.

Pero un primer escalón hacía el ascenso de unas pestañas de éxito está en la hidratación. Hay productos específicos para hidratar, e incluso para estimular el crecimiento de las pestañas, tanto en longitud como en cantidad.

2. Asentando las bases

Hay un paso previo al milagro de la máscara de pestañas: las bases. Algunas tienen un color claro, otras más parecido al de las propias pestañas, pero en definitiva todas tienen la misma función, la de separar y marcar el largo de cada pestaña aportando un acabado muy natural, pero aportando un punto extra de intensidad.

3. No sin mi máscara

Hay muchas mujeres que confiesan que sin máscara de pestañas no afrontan el día. Y es que ese toque en la mirada es capaz de levantar una cara de mañana de lunes cualquiera.

Pero el éxito no está solo en cubrir las pestañas de negro, sino en aplicarla con maestría, para conseguir ese efecto óptico que consigue, no sólo que se vean más largas, sino que el ojo se agrande y tu mirada tenga un aire más divino.

No hemos querido hacer un paso extra para contar que antes de pintar se puede utilizar un rizador, porque gracias a la innovación, ese paso nos lo podemos saltar.

Ahora hay cepillos que consiguen separar las pestañas y rizarlas, haciendo que parezcan aún más largas.

Apunta bien los pasos para echártela que te llevarán directa al estrellato: Con el cepillo en horizontal, ve deslizando el cepillo en zig-zag desde la raiz a las puntas.

Con la punta del cepillo en vertical, puedes ayudarte para separar y marcar las pestañas de las esquinas, tanto exteriores como interiores

Chivatazo

Ahora tienes la oportunidad de conseguir una de las máscaras de pestañas con el cepillo más eficaz gracias a la revista Woman Madame Figaro, porque con su número de noviembre trae de regalo la máscara Roller Lash de Benefit. Y es que su cepillo Hook 'n' Roll atrapa, separa, alarga y riza... Para que leas con mucho glamour las páginas llenas de moda, belleza y actualidad.

Woman

4. Capas extra

Dicen que si hay un producto de maquillaje que nunca será excesivo es precisamente la máscara de pestañas. Puedes quedarte en la primera capa, o ir agregando para lograr un efecto más dramático, y que lleguen a preguntarte si llevas pestañas postizas.

O también puedes utilizar una máscara voluminizadora, y combinar así dos productos. E incluso darle un acabado original con una máscara de algún color diferente al negro que combine con tu eyeliner, la sombra, o con tu estilismo.

Trucos y (más) consejos

Usar un peine específico de pestañas te ayudará a eliminar el exceso de producto y los molestos pegotes que a veces se nos cuelan. Eso sí, debes peinarlas cuando aún están húmedas, y después de cada capa extra.

Para evitar precisamente esos grumitos te recomendamos que no sigas usando tu máscara cuando ya está secándose, porque además puedes provocar que el cepillo no deslice como debe, y te lleves algun pelito por el camino.

No por mucho recargar conseguirás echarte más... Es decir, con que mojes el cepillo una vez en su bote es suficiente, están ideados para eso. Cuando lo desenroscas y lo sacas y lo vuelves a meter de forma repetida, solo consigues que se seque más rápido el contenido.

Ahora ya estás preparada para darle aire.